Compartir
Publicidad
Publicidad

La revisión de la Directiva de Comercio Electrónico como aperitivo del ACTA que viene

La revisión de la Directiva de Comercio Electrónico como aperitivo del ACTA que viene
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La comisaría del Mercado Interior de Michel Barnier (foto), hombre fuerte de Sarkozy, ha abierto consulta pública de cara a la revisión de la Directiva sobre comercio electrónico (2000/31/CE), la clave del extraordinario desarrollo de la Internet comercial y no comercial.

La revisión que se plantea desde la Comisión para imponer a los proveedores de servicios (ISP, hosts, buscadores) una obligación general de supervisión pero sobre todo de responsabilidad de todo el contenido almacenado (un enlace) y “transporte” (un correo) sin que se pueda alegar “desconocimiento”.

Esta revisión de la directiva, que se pretende “muy dura”, es esencial para adaptar el marco jurídico de la Unión Europea al ACTA y acabar con las “lagunas liberales” de la directiva en su estado actual. Recordemos casos en los que la directiva en cuestión ha estado muy presente en los tribunales. Como no podía ser de otra manera, la sombra de Sarkozy, a través del comisario Barnier, se aparece, una vez más.

El pequeño Sarko y el enigma de su alargada sombra sobrevolando la red una vez más, para dejarla hecha añicos descargando su munición opresora. Un día dispara Barnier y otro Gallo. Septiembre será el mes de la gran oleada belicista contra la red.

Lo que se propone no es muy diferente a perseguir administrativa o penalmente a los directivos de Correos o los carteros por el contenido de los paquetes o cartas. O si una compañía telefónica fuese igualmente responsables de los delitos cometidos con la ayuda de las llamadas telefónicas. Lo que se pretende, claro, es presionar a los proveedores para que ellos mismos tomen la iniciativa de filtrar y bloquear. Generar incertidumbre sobre la base del miedo para suprimir las libertades y mantener a la red bajo control. Como han tenido siempre la radio o la televisión.

¿Quién estaría dispuesto a asumir estos riesgos? ¿Y cómo era posible que un escenario en el mantenimiento del secreto de la correspondencia y la privacidad en las comunicaciones? Desde la época romana, como explican en ScambioEtico, con la historia del servicio postal primero también puede ser utilizado por los ciudadanos (el cursus publicus), el legislador ha otorgado amplias exenciones a la compañía o agente responsable por el contenido emitido (un ISP en la Europa de hoy es una mera transmisión “, es decir, un canal puro).

La intención de Barnier se inspira en lo que ya se aplica… en China!. Con escasa publicidad y sin facilitar las cosas, como ya es costumbre en la Comisión Europea, la consulta pública para la temida revisión estará abierta hasta el 15 de octubre 2010. Son 77 preguntas (pdf), pero no hay necesidad de responder a todas.

Puedes entrar aquí y hacerlo a través de esta aplicación. También puedes enviar las respuestas por correo electrónico a la siguiente dirección: markt-e-commerce@ec.europa.eu o por correo ordinario a European Commission, DG Internal Market and Services, Unit E2 – Services II, J59 8/61, B-1049 Brussels, Belgium.

Las respuestas pueden estar en cualquiera de las 23 lenguas oficiales de la UE, pero respondiendo en francés, inglés o alemán se permitiría a la Comisión procesarlas más rápidamente. Nos explican y ruegan. Tienen prisa.

Foto | European Parliament
Más Información | Cuestionario de la Consulta Pública sobre el futuro del comercio electrónico en el mercado interior y la aplicación de la Directiva sobre comercio electrónico (pdf)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos