Publicidad

Los bancos, los grandes beneficiados de la venta de datos confidenciales

Los bancos, los grandes beneficiados de la venta de datos confidenciales
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Una operación policial ha desarticulado una organización que se dedicaba al robo y tráfico de datos para la elaboración de informes. Uno de los detectives que participó en la operación, ha declarado que “los grandes beneficiados de la compra de datos confidenciales son los bancos”.

Durante los últimos años, los impagos se han multiplicado debido a la crisis. Muchas personas no podían hacer frente a la hipoteca y los bancos y cajas se comenzaron a encontrar con que tenían un grave problema. Y a los detectives nos comenzaron a llegar listados de cientos de personas a las que teníamos que investigar para conocer si cobraban de algún lado o las propiedades que tenían. De este modo, por 50 ó 60 euros les pasábamos los datos y ellos les embargaban el sueldo gracias a nuestros informes. Se han ahorrado dinero a espuertas contratando a detectives.

La organización había pasado a realizar estas actividades de maneras más descarada y sin ocultarse debidamente, lo que facilitó su detención. Entre las personas que se encuentran detenidas, aparecen miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, trabajadores de organismos de la Administración Pública o intermediarios entre otros.

Esta red se encargaba de recopilar, mediante detectives privados en algunas ocasiones, información personal y privada que luego vendían al mejor postor. Los informes que tenían preparados con datos personales podrían ser unos 1000 y preveían suministrar unos 2000 informes a lo largo de cinco años. Además de información de carácter personal, esos informes contenían datos laborales, mercantiles y financieros, todos confidenciales.

La policía lleva años investigando a esta trama que tenía a sueldo entre otros, al director de una oficina del INEM, que le pasaba datos confidenciales. Algunos profesionales del sector afirman que habría que hacer reformas en la Ley de Seguridad Privada, para separar claramente las actuaciones de seguridad privada con las de investigación privada, algo muy diferente según ellos.

Un miembro de la junta del Colegio de Detectives manifiesta su malestar por los procedimientos usados actualmente:

El 80% de los casos que investigamos van al juzgado. Y si nosotros trabajamos con información, sería lógico que pudiésemos tener acceso a determinadas bases de datos oficiales, siempre con estricto control judicial. En ocasiones, es imprescindible conocer los historiales laborales de un señor, por ejemplo, o los ingresos que tiene. En ese caso, ¿porqué no acceder a esos datos de manera oficial y controlada y que la información que saquemos vaya directamente al juez?. Se acabaría el mercado negro y el magistrado tendría, además, datos fidedignos para tomar resoluciones.

Vía | El Confidencial
Foto | Stinging Eyes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir