Compartir
Publicidad
Publicidad

Los Creadores del lobbista Olcese todavía esperan "mejorar" la Ley Sinde

Los Creadores del lobbista Olcese todavía esperan "mejorar" la Ley Sinde
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos que preside el inquietante Aldo Olcese ha anunciado que realizará las "propuestas oportunas y mantendrá los contactos necesarios para intentar que las carencias de la norma sean subsanadas antes de su aprobación definitiva, y seguirá trabajando para lograr que su posterior desarrollo reglamentario (ojo al reglamento) consiga la máxima eficacia en la lucha contra la piratería en Internet".

Los de Olcese, el intermediario que según El País negoció la instalación de centrales nucleares en Marruecos - ¿y la seguridad nacional? - son recibidos, él mismo, con los brazos abiertos por los populares, fue miembro de FAES hasta un momento antes del 14-M, mientras a los internautas ya hace meses que ni los reciben ni les quieren escuchar, ellos están en "otra cosa" que es gobernar y defender un viejo concepto de propiedad.

Pues bien, el lobbista Olcese, poderoso representante del creador español (antes de Google), reconoce su "moderada satisfacción" con el acuerdo PP-PSOE-CiU pero advierte que la "norma todavía presenta determinadas carencias que no permiten atajar de manera eficiente las conductas vulneradoras que hay que subsanar".

¿Contará otra vez con la colaboración de los diputados de FAES, García-Legaz y Baudilio Tomé?. Estos dos deberían aclarar su interés en la aprobación de la Ley Sinde.

Cine y Ladrillo

Cine y Ladrillo

Sí, en la FAES hay mucho que rascar casi tanto como en un cable no publicado de WikiLeaks. Casi tanto como en la relación de Pedro Pérez con la Comunidad de Madrid y algunas noticias de la trama Gürtel en las que aparece citado el propio Pérez que es el "cartero o buzón" que el sábado recibía lo de Maeztu para enviarlo luego al PP (dicen que también a Rubalcaba) como "la propuesta de los internautas". Sirva el detalle para calibrar los intereses que hay en juego.

Por cierto que tal y como hemos contado en este post, el PP no le hizo ni puñetero caso al documento de Maeztu, más bien nada, si bien entendieron que los internautas estaban cediendo o por lo menos no dando el tostón de tan entretenidos que estaban. El engaño fue total, como en El Golpe pero con actores feos. Ahora nadie quiere saber la verdad, no se descubra que la canonización que han promovido es alta traición a la Diosa Razón y a las sagradas escrituras de la revolución: transparencia.

Nadie debe olvidar a Eduardo Campoy o el "americano" que es como lo llama un gran actor español en paro. Eduardo Campoy, lo recordarás, es junto con el constructor del tinglado audiovisual de la Comunidad de Madrid y Alex de la Iglesia quien recibía a los "internautas" en la Academia de Cine. Aquel al que le molestaba que los actores protestasen contra la guerra de Iraq en los Goya y se cargó a Marisa Paredes, con Alex se ha llevado mejor, pero sobre todo y en primer lugar nadie debe olvidar el papel jugado por el ex socio de Jesús Gil y presidente del Atlético de Madrid, el rey de la cartelera.

Ese sí, ese no, la margarita de Cerezo. Hola Alberto. Hola Esperanza. Cine, recalificaciones y cintas (en los ojos) para no querer ver el lobby del PP y a los tramposos de siempre en acción. Un amigo de todos esos, por cierto, ya lo sabrás, ha comparado a los internautas con los que se ha reunido Alex (todo el mundo lo llama Alex) poco menos que con los representantes del Cartel de Cali en Madrid. Ya es tal el esperpento que el abogado Carlos Sánchez Almeida ha dejado un comentario en este blog, que dice:

Están escenificando un desacuerdo para que el negocio del cine llegue vivo a la fiesta de los Goya.

Por eso cuando comienzan los procesos de canonización popular algunos directores de cine con problemas para exhibir y promocionar sus películas en su propio país se retuercen en su silla de dirección que tienen guardada en casa porque un "grupito" lo controla todo y "ha hecho mucho mal al cine español".

Esta sería una de las claves para entender mejor el desmán del monipodio y monopolio del celuloide (vía Los Ángeles, ojo a la foto) que ahora quieren trasladar a la red. Hay que sacudirse el miedo para ganar la libertad y que por una vez ser español no sea temblar frente a lo señoritos retratados en los Santos Inocentes o los Gozos y las Sombras que ahora son los mismos pero con iPad, y unos terrenos sin vender, mecachis en la mar.

Entonces uno recuerda lo que le dijo un valiente, "David, las claves de la Ley Sinde están en WikiLeaks pero también, por raro que te parezca, en los recortes de prensa de Gürtel". Pues es verdad que algunos nombres - él que se sienta siempre con de la Iglesia - salen por ahí, básicamente porque son los del pelotazo y el negocio imposible sin el favor político. Un oligopolio perfecto sujeto a la concesión del suelo, la radio, los libros de texto, la Escuela 2.0, la televisión, el espectro basura, la publicidad institucional... y un sillón en la Caja que nos ha hipotecado a todos, natural.

Pero "nosotros somos liberales y la prueba es lo bien que nos va en este mundo nada convencional". A estos liberales, más falsos que González Pons defendiendo Internet, ya los retrataron nuestros grandes escritores: señoritos entre bufones cuando ya no había Rey.

Por eso cuando la crónica rosa y no la de la libertad política toma la trinchera digital, es el final. Entonces hay que renovar la primera línea de frente o volver a los clásicos. Como decía un cínico, "para esto hemos muerto un millón de españoles". Aunque la frase que más se aproxima es siempre en estos casos la del amigo de Mariano, "al suelo que vienen los nuestros".

Habría que contar lo del Cine pero de verdad. No son ajenas las recalificaciones que han hipotecado a una generación de españoles. Pero los que nos han llamado de todo son sus bufones. Ellos nos llaman ladrones, mafiosos, proxenetas, talibanes y ahora narcos. Nosotros sólo tenemos que tirar de hemeroteca. Sabedores, eso sí, que amenazarán, para cerrar hasta el último medio independiente y de no conseguirlo por las buenas (ni un euro de publicidad) aplicarán la Ley Sinde superstar. Ojo al reglamento hermano, que nos vamos a enterar.

Por cierto, ¿además de los blogueros valientes responderá algún periodista de verdad en papel o en las ondas a una industria que se resiste a la reconversión, un monopolio más bien, un lobby extranjero que insulta una y otra vez a los españoles con el calificativo pirata (en el sentido que ellos le dan) como los amigos del ministro Sebastián cuando insultaron a los andaluces por usar software libre?.

Pero aquí está pasando algo. La prueba es que el más listo de la ciudad, Olcese, ha perdido reflejos. Debería aprender de Álex de la Iglesia abandonando el barco, como hizo el propio lobbista de Marruecos cando se marchó de la FAES antes de llegar por sorpresa ZP. Y es que sin duda la tendencia y el futuro es de los valientes.

Es la que marca la juventud española, enamorada del cine, la música y la libertad, pero cansada de estafadores y políticos como Rubalcaba al que la poca prensa libre que queda le recuerda su hipocresía y catadura moral. Os dejo con una adivinanza:

¿Quién de esos dos llamó al próximo presidente del gobierno poco después de hacerse esa foto el pasado 15 de diciembre?.

Foto | Aldo Olcese Embajada de Marruecos; Gato entre ladrillos L'Angelo Custode En Nación Red | Aldo Olcese, el hombre que hace bueno a Teddy Bautista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos