Compartir
Publicidad
Publicidad

Los datos en Megaupload podrían empezar a desaparecer

Los datos en Megaupload podrían empezar a desaparecer
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras el cierre inicial de Megaupload, se lanzó una plataforma de usuarios afectados por el cierre, que usaban el servicio para alojar ahí sus datos personales, laborales, fotos y demás.

A iniciativa de Pirates de Catalunya y con el apoyo de la Internacional Pirata, la plataforma conocida como Megacomplaint aglutina ya más de 4000 usuarios dispuestos a demandar al FBI por usurpación de información privada.

Pero los trámites lentos y farragosos de la justicia pueden chocar con la aplicación extralegal de las provisiones que contenía la ley SOPA, ya que el FBI, además de hacerse con los contenidos y cerrar dominios, ha congelado las cuentas de Megaupload, por lo que no se pueden realizar los pagos a los proveedores.

Y como los proveedores de Megaupload, Carpathia Hosting y Cogent Communications Group, no pueden cobrar, podrían empezar a borrar los datos de Megaupload a partir de este mismo jueves 2 de Febrero.

Casualmente, resulta que el FBI ya ha copiado algunos datos que podría necesitar para seguir adelante con el caso en los tribunales, y al parecer ahora se desentiende de todo lo demás. Es decir, ya tienen lo que querían, y el resto del contenido alojado en Megaupload, sea legal o no, no les interesa.

Es más, el FBI se está haciendo el sueco y dice que los usuarios que subieron sus datos privados a Megaupload tienen que apañárselas ahora con los dos proveedores de alojamiento, ya que “esto no va con nosotros”.

El abogado de Megaupload, Ira Rothken, asegura que están intentando mantener los datos de los más de 50 millones de usuarios en algún lado y evitar que sean borrados ya que no solo es importante que los usuarios conserven su propiedad, sino que necesitan también los datos para su propia defensa.

Somos optimistas, cautelosamente, en este momento porque el Gobierno Federal, así como Megaupload, deberían tener el objetivo común de proteger a los consumidores, por lo que se debería realizar este acuerdo.

Habrá que ver si el Gobierno Federal realiza su función de proteger los derechos de sus ciudadanos, o por el contrario opta por escurrir el bulto, dejar que los datos propiedad de más de 50 millones de personas, incluyendo los propios ciudadanos norte-americanos, los más de 2 millones y medio en España y usuarios repartidos por todo el mundo, sean borrados y, de paso, dificultar la defensa de los acusados en lo que será un juicio espectáculo de traca y violín (que las panderetas no son tan típicas por aquellos lares).

Vía | New Zealand Herald

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos