Compartir
Publicidad
Publicidad

Los dominios .xxx también se ven envueltos en la polémica por prácticas anticompetitivas

Los dominios .xxx también se ven envueltos en la polémica por prácticas anticompetitivas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El polémico dominio .xxx salía ayer a la venta después del periodo reservado a las empresas que han podido justificar estar en posesión de una marca que excluyera el registro por parte de terceros. Pero la polémica sigue acompañando al dominio.

Dos de las compañías más grandes del “sector” han acusado a ICM Registry, que supervisa las direcciones .xxx, de prácticas anticompetitivas y de ser un “monopolio”. Las firma Manwin Licensing, que es dueña de una extensa red de sitios web que incluye YouPorn.com y administra la marca de Playboy Enterprises Inc. en la web, junto con la productora de filmes para adultos Digital Playground Inc. sostiene que la decisión de crear .xxx es un error y que ICM Registry abusa de su posición.

La compañía ha demandado a la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (ICANN) y a ICM Registry. La demanda, presentada en la Corte de Distrito de EE.UU. para el Distrito Central de California, le pide a los tribunales que bloquee por completo el nuevo nombre de dominio, vuelva a licitar el contrato o ponga controles de precio y requisitos de servicio sobre ICM Registry.

La venta pública del dominio se produce tras años de disputas sobre la necesidad de una dirección para contenido específico para adultos. Finalmente la medida fue aprobada por el ICANN en marzo. Manwin – los de de Playboy – denuncian que ICM Registry está cobrando cuotas anuales de unos 60 dólares por dirección, que es 10 veces más que lo que cobran por otros nombres de dominios comparables de alto nivel.

Los defensores del dominio dicen que los sitios serán más seguros al contar con la protección de la firma de seguridad MacAfee y que “actuará como una alternativa responsable de sitios de contenido adulto” ya que las familias puedan ajustar sus navegadores de manera que el acceso a esos sitios esté restringido.

Los dominios .xxx integran una etiqueta electrónica “Family Safety”, a fin de que los usuarios puedan ajustar la configuración de sus buscadores para restringir el acceso a sitios web orientados a adultos.

Foto | estherase
En Nación Red | Más de 20 gobiernos se oponen a que el ICANN apruebe nuevos dominios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos