Compartir
Publicidad
Publicidad

Los principales proveedores australianos censurarán el acceso a Internet voluntariamente

Los principales proveedores australianos censurarán el acceso a Internet voluntariamente
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los tres principales operadores de acceso a Internet en Australia, Telstra, Optus y Primus, comenzarán a censurar el acceso a la red a partir del próximo mes, "filtrando" más de 500 páginas entre las que principalmente se encontrarían aquellas que según la Autoridad Australiana de Medios y Comunicaciones (ACMA, por sus siglas en inglés) contengan pornografía infantil.

Sin embargo, el contenido de esta lista negra de direcciones será completamente secreto, lo que por un lado deja a la ACMA total libertad para incluir cualquier página que consideren inapropiada y, por otro, impedirá a los propios usuarios de Internet conocer cuáles son los sitios a los que se les ha impedido el acceso de forma unilateral e irrevocable. Según el portavoz de Stephen Conroy, ministro de Comunicaciones australiano, en esta lista también intervendrán "reputadas organizaciones internacionales", si bien no detalla el carácter de las mismas.

Si bien desde el Ministerio de Comunicaciones se ha venido promoviendo la creación de un filtro similar al anunciado por las operadoras este se ha venido retrasando durante el último año, lo que en última estancia ha llevado a las proveedoras a actuar de motu propio. Con este movimiento, además, la práctica totalidad de los usuarios australianos queda a merced de la voluntad de la ACMA a la hora de restringir el acceso por el que están pagando.

Como destaca la Electronic Frontier Foundation (EFF), la creación de una lista negra controlada y gestionada por un único organismo sobre el que el usuario no tiene voz ni voto, conlleva una serie de problemas que ponen freno a la libertad en Internet:

El problema con un plan como este es múltiple: Primero, no existe transparencia en la selección de las URLs de la lista negra ni responsabilidad por parte de las entidades regulatorias. Se desconoce el nombre de las 'reputadas organizaciones internacionales' que facilitan las URLs con pornografía infantil, pero podrían incluir a la Internet Watch Foundation, una organización con sede en el Reino Unido que en 2008 recomendó a los proveedores británicas que bloqueasen una página de Wikipedia por contener la portada de un album de los 70 que ellos consideraban que debía ser ilegal.

La ausencia de transparencia y responsabilidad lleva directamente a la impunidad y al bloqueo selectivo de páginas que poco o nada tengan que ver con el contenido del que se quiere proteger al usuario. Sin ir más lejos, en una ocasión la ACMA incluyó en su lista negra la web de un dentista que no tenía relación alguna con pornografía infantil.

Como apunta la EFF, ¿y sí la ACMA considerara necesario bloquear páginas "indecentes" o controvertidas? ¿Quién podría evitar esto cuando las listas negras son totalmente confidenciales? ¿Qué impide que no se utilice esta medida para conseguir beneficios comerciales o anular el derecho de acceso a la información?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos