Compartir
Publicidad
Publicidad

Manning acusado del mismo delito que él quiso denunciar: traición

Manning acusado del mismo delito que él quiso denunciar: traición
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
A los americanos valientes como Bradley Manning se les solía llamar patriotas y no criminales - Congresista Ron Paul

El soldado Manning ha sido acusado formalmente por la justicia militar de 22 nuevos cargos que incluyen el de "confabulación en connivencia con el enemigo", que puede castigarse con la pena de muerte, si bien los fiscales han decidido no "recomendarla", aclarando seguidamente que por este delito de alta traición le espera la cadena perpetua, siendo benevolentes.

Precisamente descubrir que sus superiores políticos y militares confabulaban con el narcotráfico a una escala "inimaginable y peligrosa para la economía internacional", descubrir que podían "dejar tirados a los soldados si politicamente les interesaba", descubrir que podían "arrasar una escuela llena de niños", torturar y violar "todos los días" la Declaración de Derechos Humanos y la Constitución que él había jurado defender... descubrir que EE.UU protegía y dejaba hacer a dictadores corruptos (torturadores y asesinos) de medio planeta o que incluso se hacía negocio vendiendo armas al enemigo que mataba a sus compañeros... fue lo que llevó a Bradley Manning a jugarse la vida en el intento de dar a conocer la verdad de la traición del Pentágono y el Departamento de Estado.

Pero como explica estos días el congresista republicano Ron Paul, que ha calificado a Manning de valiente y verdadero patriota: "En una sociedad donde la verdad se convierte en una traición, tenemos un gran problema".

La mayoría de los nuevos cargos presentados contra el "soldado" Manning, realmente un oficial y analista de la inteligencia militar, están relacionados con el uso de "software" no autorizado en computadoras del Gobierno para extraer información clasificada, la descarga ilegal del mismo y la transmisión de los datos para su divulgación pública por parte del "enemigo", como lo denomina la acusación y que según algunos no es más que un preparativo de la acusación al verdadero enemigo que desvela las atrocidades y corrupción del Pentágono y el Departamento de Estado: WikiLeaks. Por cierto que la defensa de Manning ha exigido que en cumplimiento del artículo 104 del código de justicia militar se incluya "el nombre o la descripción del supuesto enemigo que ha recibido, presuntamente, la información suministrada por su defendido." Esos detalles no aparecen en el acta de acusación hecha pública ayer.

Según la acusación del tribunal militar, Manning tuvo acceso a los documentos cuando estaba destinado en la Base Operativa Avanzada Hammer, al este de Bagdad (Irak), y podía consultar dos redes clasificadas del Gobierno estadounidense, Siprnet (Secret Internet Protocol Router Network) y Joint Worldwide Intelligence Communications System.

La detención de Manning se produjo tras la denuncia, previo engaño, de Adrian Lamo, que lo acusó en junio de 2010 de ser la "garganta profunda" de Assange. Si bien en la acusación que se ha conocido hoy no se hace ni la más mínima mención a WikiLeaks. De hecho no se ha encontrado ninguna prueba sobre una relación directa entre Manning y Julian Assange.

Un defensor de ambos, Daniel Ellsberg, que sabe lo que es enfrentarse al Pentágono y denunciar el crimen de Estado, señaló hace semanas que "si Bradley Manning ha hecho lo que se le acusa de haber hecho, lo felicito. Ha mantenido su juramento de defender la Constitución".

En Nación Red | Bradley Manning recupera el ánimo al saber que la revolución democrática está en marcha

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos