Compartir
Publicidad
Publicidad

Mano de obra esclava para Microsoft

Mano de obra esclava para Microsoft
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Comité Nacional del Trabajo (National Labor Committee), con sede en Nueva York, ha presentado un informe demoledor sobre las condiciones laborales de los trabajadores en una fábrica de la provincia de Guangdong en China en la que se fabrican un gran número de productos de Microsoft. Hasta el punto de tener el récord mundial de producción de ratones de ordenador. El informe, del que reproducimos a continuación, algunos extractos, ha sido realizado tras una investigación de tres años:

Hay estudiantes de 16 y 17 años de edad, que trabajan en turnos de 15 horas, seis y siete días a la semana. En 2007 y 2008, decenas de estos estudiantes tenían edades comprendidas entre los 14 y 15 años.
Los trabajadores ganan 65 céntimos de dólar la hora, lo que se queda en 52 céntimos de dólar después de las deducciones para comer en la fábrica.
Los trabajadores tienen prohibido hablar, escuchar música o usar el baño durante las horas de trabajo. Como castigo, los trabajadores que cometen errores deben limpiar los baños.
El ritmo de trabajo es duro ya que cada trabajador debe completar su meta obligatoria de 2.000 ratones Microsoft por turno. Durante los meses de verano las temperaturas superan los 32º en el interior de la fábrica.

Algunos guardias de seguridad que acosan sexualmente a las mujeres jóvenes, a menudo usando un lenguaje muy provocativo. No hay nada que las mujeres jóvenes pueden hacer más que sufrirlo en silencio, al no haber ningún cauce en la fábrica para hacer frente a estos abusos.

Los trabajadores que no siguen las instrucciones del capataz son multados por el equivalante a la pérdida de salario de 11 horas. Los trabajadores pueden perder "3 días de sueldo" por perder sus tarjetas de tiempo. Los trabajadores pueden recibir multas equivalentes a "5 días de sueldo" por faltar un día al trabajo. Líneas de producción enteras pueden ser multadas por no poder llegar a sus metas de producción obligatoria.

Los trabajadores sólo pueden salir del recinto de la fábrica durante los períodos regulados incluso cuando no están trabajando. Esto les obliga a vivir en la propia fábrica en habitaciones-dormitorio de aproximadamente 14x23 metros, compartidas por 14 trabajadores que duermen en literas muy estrechas. La gestores de la fábrica no proporcionan ropa de cama. Los trabajadores deben comprar sus propios colchones o colchonetas. No hay televisión, teléfono, aire acondicionado ni enchufes eléctricos. Sólo tres ventiladores de techo que a los trabajadores no les proporciona el suficiente alivio durante los largos y cálidos veranos.

Informe completo | The National Labor Committee

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos