Compartir
Publicidad
Publicidad

Microsoft presenta una reclamación a la Junta de Andalucía por el uso de sus productos

Microsoft presenta una reclamación a la Junta de Andalucía por el uso de sus productos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Microsoft ha pedido formalmente responsabilidades a la Junta de Andalucía por el uso de sus productos con carácter general en toda la administración. Así se desprende de una disposición de la Junta publicada en el BOJA, en el que se da a conocer un escrito de reclamación patrimonial a la Junta de Andalucía como titular de las licencias de productos Microsoft.

Pese a que no se entra en detalles sobre cuál es el problema concreto, se deduce que la Junta ha hecho una utilización de productos Microsoft sin cumplir sus licencias. Esto podría ser desde no pagar por un software concreto, a instalar un programa en más equipos que los inicialmente acordados.

Como la reclamación afecta a toda la Junta en general y no a una o varias consejerías en particular, el expediente deberá resolverlo el Consejo de Gobierno.

Boletín Oficial de la Junta de Andalucía

Aunque no se conocen las causas concretas de esta reclamación, podría tratarse de un problema de licencias. Los productos de Microsoft como muchos otros productos de software en general, venden una licencia de uso, es decir, el usuario final no adquiere la propiedad sobre el software que compra, sino un permiso para usar ese producto. El dueño del mismo sigue y seguirá siendo Microsoft. Esto le da potestad a la multinacional estadounidense para controlar el uso que se hace de esos productos, y reclamar si ese uso no está dentro de lo que ellos han pactado. Es aquí donde surgen la mayoría de los problemas al usar este tipo de software.

La Junta de Andalucía en este caso, está a merced de las exigencias de Microsoft y sus licencias. Si un usuario corriente y bajo su propia libertad y responsabilidad acepta someterse a este control, es su decisión, pero es del todo intolerable que una institución pública ceda parte de su autonomía, en este caso informática, a una empresa privada que ni siquiera es española.

Hace años que surgió una iniciativa esperanzadora en Andalucía, Guadalinex, un sistema operativo libre basado en Linex, un sistema anterior extremeño. La idea era apostar por ese sistema andaluz para no depender de empresas externas, ahorrar en costes y ganar en libertad. Ese software sería desarrollado y mantenido por la propia Junta de Andalucía, lo que le garantizaría una completa y total independencia y autonomía para gestionar sus equipos y sistemas informáticos. Pese a que el proyecto de Guadalinex sigue en pie y goza de una calidad extremadamente alta, la Junta lo está ignorando y no acaba de apostar definitivamente por su uso.

Si queremos evitar este tipo de incidentes, solo cabe una solución, software libre desarrollado por nuestras propias instituciones públicas. Estando en el momento económico y social que estamos, no tiene sentido pagar miles de euros al año en licencias de uso cuando se tienen alternativas fiables, eficaces y altamente eficientes. Cuando el gobierno nacional y los gobiernos autonómicos comprendan esto, se acabarán este tipo de problemas.

Vía | Boletín Oficial de la Junta de Andalucía
En Nación Red | El Gobierno de Navarra avanza en la implantación definitiva del software libre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio