Compartir
Publicidad
Publicidad

"Millones y millones de personas" resultaron perjudicadas por el cártel multado por Almunia

"Millones y millones de personas" resultaron perjudicadas por el cártel multado por Almunia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Comisión Europea ha impuesto varias multas, que en conjunto suman 1.470 millones de euros, al que ha definido como un "cártel de libro" que ha perjudicado a "millones y millones de personas".

El cártel estaba formado por grandes compañías como LG, Philips, Samsung, Panasonic, Toshiba y Technicolor (Thomson), que durante más de 10 años pactaron precios y causaron un "grave perjuicio" a otras empresas y a los consumidores.

Se esperaba desde hace meses que las sanciones fuesen muy sustanciales debido, precisamente, a que el cártel duró más de una década, pero ninguna de las multas supera el récord de la multa a Microsoft.

Las sanciones tienen su origen en los acuerdos que Philips, LG, Panasonic, Toshiba, Samsung y Thomson cerraron entre 1996 y 2006 para fijar el precio de los tubos de rayos catódicos. Este componente suponía entre el 50% y el 70% del precio total de los antiguos televisores y monitores. Los tubos de rayos catódicos, que también eran usados en monitores de ordenadores, han sido destronados por tecnologías modernas de pantalla plana como LCD y plasma.

"Es la multa más alta que se ha impuesto nunca en una decisión sobre cárteles", ha presumido el comisario de Competencia, Joaquín Almunia, que ha justificado el alto importe de la suma, en el "grave perjuicio" ocasionado a los empresarios (fabricantes de televisores y ordenadores) y a los consumidores.

Son un caso de libro, concentran las peores formas de prácticas contrarias a la competencia, que están estrictamente prohibidas a las compañías que ejercen sus actividades en Europa. Con su comportamiento las empresas podrían incluso haber ralentizado artificialmente la transición a productos más modernos como el LCD y el plasma

La compañía taiwanesa Chunghwa, a la que le hubiera correspondido una multa de 16 millones de euros, se ha librado de pagar por colaborar con los sabuesos de la Comisión Europea. Según fuentes de Bruselas, que reproducen todos los medios y agencias, la estrategia general sobre pacto de precios y reparto de mercados (y clientes) se diseñaba al más alto nivel en reuniones en campos de golf (denominadas "reuniones verdes").

Aunque la puesta en práctica de los acuerdos se abordaba en encuentros de nivel inferior, las denominadas "reuniones de copas", organizadas prácticamente todas las semanas. Las reuniones comenzaban con una evaluación de la demanda, la producción, ventas y capacidad del mercado en las principales áreas de consumo del mundo. Después se discutían los precios que iban a fijar, incluyendo los que pagan los fabricantes de televisores y monitores de ordenador. "Tenían, por tanto, un impacto directo en el consumidor final", recordó ayer el comisario Almunia.

Almunia citó textualmente algunas frases de los documentos intervenidos al cártel en el que se especificaba que "los productores necesitan evitar la competencia de precios mediante el control de su capacidad de producción" y en el que se pedía "a todo el mundo que mantenga (los pactos) en secreto porque podría producir un daño grave si es conocido por los consumidores o la Comisión Europea".

Bruselas ha conseguido colar el titular (La Comisión Europea impone la mayor multa por un cártel de su historia) en la confianza de que no parezca poco.

Foto | European Parliament Vía | AFP Más Información | El Economista; Expansión; El Mundo En Xataka | La UE impone la mayor multa de su historia al cártel de los CRT

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos