Compartir
Publicidad
Publicidad

Para el Director Ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores, "el mercado de ebooks no está maduro"

Para el Director Ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores, "el mercado de ebooks no está maduro"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Director Ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Antonio María Ávila, asegura que “el mercado [de ebooks] aún no está maduro y no responde” a la ínfima oferta de libros electrónicos. Esos son los motivos que alega para no ofrecer un catálofo amplio, de calidad, accesible y a buen precio de ebooks en España.

Además, Ávila se muestra receloso de las estrategias que tiene el recién desembarco de Amazon en nuestro país. Según él, existe una opacidad en la empresa estadounidense: “Sus silencios chocan mucho con el estilo anglosajón”, asegura. El gremio editorial no ha recibido bien la llegada de Amazon, puesto que puede representar una dura competencia en un mercado que aún no tiene la oferta que debería en libros electrónicos.

Parte del problema en la oferta de ebooks, sobre todo en cuanto a precios, es la ley del Libro, de hace cuatro años, que da a los editores la potestad de establecer el precio de los libros y especifica que los descuentos sólo pueden ser del 5%. En otros países, como Estados Unidos o Francia, se ha acusado a Amazon de poner precios excesivamente bajos a los libros, recuperando las pérdidas con las ventas de otros artículos. Sin embargo, no sería el caso en España, puesto que la ley del Libro no permitiría a Amazon hacer ofertas agresivas. Ofertas que a la práctica son mejores para la ciudadanía, que debería ser el protagonista cuando se trata de cultura.

Y no sólo eso, Ávila asegura con rotundidad: “Aquí estamos preparadísimos [para los ebooks]”. Critica las palabras de Greg Greeley, vicepresidente de Amazon en Europa, que aseguró que las editoriales españolas tienen “aprensión” en cuanto al mercado digital. Ávila afirma que “si [Greeley] dice eso es que no conoce la realidad española”. Quizás es el mismo Ávila el que tiene una imagen demasiado buena de la oferta de ebooks en España, que es pésima y de difícil acceso, además de cara. Por poner un ejemplo, mientras que los libros impresos gozan de un IVA reducido del 4%, los ebooks cargan con un 18%.

Otra de las quejas de Ávila sobre la llegada de Amazon a España se centra en los contratos que ofrece la compañía norteamericana. Asegura que son “injustos e impresentables” y que “parece que Amazon no tenga ninguna obligación y los editores todas”.

El simple hecho de que la Federación de Gremios de Editores se queje la llegada de Amazon y defienda el modelo de negocio de los ebooks en España es sólo una señal más del miedo que tienen al sector digital. Las empresas editoriales españolas no han hecho los deberes, el sector no se ha adaptado como debería y ahora vienen las prisas. La pena es que tenga que venir una empresa yankee a crear un mercado hasta ahora inexistente y, con ello, se lleve el dinero a Estados Unidos. Exactamente igual que con Netflix.

Foto | Andrew Mason

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos