Compartir
Publicidad
Publicidad

Rajoy-Rubalcaba como una previa del Barca-Madrid. En la red: indignación

Rajoy-Rubalcaba como una previa del Barca-Madrid. En la red: indignación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo del debate Rajoy-Rubalcaba con un spot sobre la previa en cada telediario para calentar el ambiente bipartidista, como si de un Madrid-Barca se tratase, es otro de las muchos abusos o trucos que para perpetuar el sistema de dos (y CiU de comodín) viene sufriendo la democracia española. Queda la red libre para protestar.

Además la broma costará entre 530.000 y 550.000 euros, según han explicado los responsables de la Academia de Televisión, organizadora del debate. En Twitter es el tema político del momento, con especial atención al despilfarro del evento.

“Sabiendo que el debate entre Rajoy-Rubalcaba costará 550.000€, ya lo entiendo todo”, escribe jajajajavier, #vivalaausteridad, exclama con ironía Marcosmoody, “¿Pero cómo puede costar medio millón el Rajoy-Rubalcaba? ¿Estamos locos? Boicot al cara a cara!”, sugiere Er_Pashi.

“Si el escenario es público, la señal es gratuita, los que participan no cobran… ¿En que se gastan los 540.000 euros?”, interpela laurardgar. “Los 80 millones de las antiguas pesetas q cuesta el debate Rajoy-Rubalcaba supongo q después lo donarán a ONG o para crear empleo verdad?”, pregunta “esperanzado” Manu_Saracen. “Increíble. Nos toman por estúpidos, verdad?”, escribe nerea_novo.

¿A ti te parece excesivo el coste del debate entre Rajoy y Rubalcaba?, El Mundo se lo está preguntando a sus lectores. Aunque falta por aclarar si de las arcas públicas va a salir algún euro. En tal caso crecerá la indignación en la red y a las puertas del Palacio de Congresos.

ACTUALIZACIÓN

La factura del debate será sufragada entre todas las televisiones que ofrezcan el debate en base a la audiencia que obtengan. Se estima que las televisiones públicas pueden llegar a pagar hasta 400.000 euros por un debate sobre el que El País aporta la clave bipartidista de Ferraz:

En 2008, los dos debates movieron un 1,5% de los votos, según los estudios poselectorales. Muy poco cuando la diferencia de partida es de 15 puntos. Aun así, los socialistas confían en el debate por otra cuestión muy importante para ellos: las encuestas detectan, además de la fuga al PP, una grieta por la que se escapan votos socialistas a los partidos pequeños (IU, UPyD, Equo), que podrían tener un gran resultado en estas elecciones con el Congreso más fragmentado que se recuerda.
Un debate como el del lunes refuerza el bipartidismo y el voto útil, centra la lucha en los dos que pueden gobernar, creen en el PSOE, y eso les ayuda. Claro que si después del lunes no cambia nada, Rubalcaba habrá agotado tal vez su último cartucho.

Foto| Lord Jerome

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos