Compartir
Publicidad
Publicidad

Santiago de Compostela: ciudad tecnológica [por Enrique Castro]

Santiago de Compostela: ciudad tecnológica [por Enrique Castro]
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Avatar de Enrique Castro

Enrique Castro es programador PHP y un destacado ciberactivista. Analista de comunicación política en Internet. Escribe habitualmente en su weblog El viento rozando mi cara


Ahora también es colaborador de Nación Red.


Disclaimer: el presente artículo no es un publireportaje. Pretende el autor demostrar que en Galicia se pueden hacer cosas más productivas y sostenibles que el turismo, el funcionariado, el Apostol y la “gaita”. Por lo tanto omitiré marcas de empresas privadas para que no exista ningún tipo de susceptibilidad al respecto.

Santiago de Compostela es la capital de Galicia aún a pesar de los “debates subterráneos” que la política ejerce sobre el papel de esta hermosa ciudad. No obstante, en volumen y densidad poblacional además de por su contribución al PIB, A Coruña y Vigo siendo las que más aportan, tienen sus singularidades, que lejos de fortalecerse, tratan de “abarcar” más sobre las demás, generándose un gasto corriente público entre las 7 principales ciudades de Galicia, que hacen de la economía gallega, un terreno plagado a un valor cultural sobre la propiedad, el minifundismo, como algo muy negativo y menos sostenible en los tiempos de crisis que estamos atravesando. Por ello, creo que una de las principales metas que la sociedad gallega debería establecer para ser más competitiva, consistiría en erradicar esa visión minifundista de lo local.

En este contexto de cosas, Santiago de Compostela es conocida por sus cuatro singularidades que está reflejadas en la Praza do Obradoiro. La Catedral representa el carácter clerical y eclesiástico que la ciudad siempre ha representado. Por otra parte el Pazo de Fonseca, sede del Rectorado de la Universidad Compostelana de larga tradición representa el conocimiento. El Hostal dos Reis Católicos representa el turismo como el principal motor de la economía local. Y por último el Pazo de Raxoi, sede del Concello de Santiago y el despacho oficial del Presidente de la Xunta de Galicia como el sector público o el funcionariado. Por lo tanto, la Capital de Galicia, a través de la Praza do Obradoiro nos muestra un modelo de economía y relaciones sociales tradicionales, que sin entrar en valoraciones positivas o negativas, frenan aparentemente nuevas realidades que emergen por la fuerza de los tiempos y el impulso de las personas.

En este contexto actual, las nuevas realidades que emergen con mucha fuerza, de forma empresarial, que la política gallega no solamente no quiere reconocer, sino que hay tanta mediocridad y cortoplacismo que impiden poder articular medidas de fomento y estímulo reales, no de cara a la galería, como un potencial tremendo, un estímulo financiero, económico, empresarial y del empleo como es el Sector de empresas TIC o simplemente la cantidad de buenas iniciativas empresariales cuyo “leiv motiv” consiste en introducir el I+D+i en sus procesos de producción de sus productos., que hoy son una realidad en constante crecimiento en Santiago de Compostela.

Por ejemplo, muy poca gente sabe o no quiere valorar que en la Capital de Galicia existe la principal multinacional europea y una de las primeras a nivel mundial en fabricación de componentes para la instalación en las viviendas en materia de TV Digital Terrestre y de cableado de fibra óptica. También existe una de las principales multinacionales mundiales en la transformación de la madera para la fabricación de muebles, maderas con tratamientos ignífugos y también fenólicos antihumedad, que permiten fabricar pavimentos, paneles murales, paneles de insonorización acústica, etc…

Son dos ejemplos, que siendo los más destacables sería injusto no mencionar la cantidad de PYMES que trabajan a diario en Compostela en materia de desarrollo de software empresarial, software de soluciones en la “nube” y también la gran comunidad de autónomos que desarrollan soluciones basadas en “Open Source” para la generación de contenidos en Internet.

Hay dos potencialidades muy importantes, en la Capital de Galicia existe uno de los supercomputadores más importantes de España, además de dos Campus Universitarios que albergan facultades como la de Física o Matemáticas con un grado de excelencia académica muy elevadas. También hay que tener en cuenta que la Universidad de Santiago de Compostela, está conectada por la Red IRIS. Una de las mejores contribuciones que la Unión Europea ha aportado a nuestro país, para no estar en el furgón de cola de las comunicaciones por Internet.

¿Qué sucedería si estas potencialidades que existen en Santiago de Compostela se tuvieran en cuenta de forma real para configurar un modelo de crecimiento económico que permitiera a la Capital de Galicia hacer como tal? ¿Existe realmente o existió alguna vez liderazgo político, institucional y financiero capaz para generar un modelo sostenible de crecimiento económico y del empleo subsiguiente?

El tiempo pone, quita y da razones.

Foto | psd (flickr)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos