Compartir
Publicidad
Publicidad

Seis días para identificar la dirección IP de un terrorista

Seis días para identificar la dirección IP de un terrorista
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El asesinato de tres niños y un profesor en una escuela de Toulouse el pasado lunes puso finalmente a las autoridades policiales francesas en la pista de Mohamed Merah, que quedó como principal sospechoso y responsable de los tres asesinatos en Toulouse, así como de dos militares en Montauban y de otro militar también en Toulouse.

¿Y por qué hablamos en Nación Red de esto? Porque los investigadores del caso consiguieron identificar al asesino mediante el rastreo de una dirección IP que tardó seis días en efectuarse.

La primera víctima puso un anuncio en una página web para vender su moto. Alguien respondió al anuncio para quedar y ver la motocicleta, y el paracaidista terminó siendo asesinado. Al día siguiente, lunes 12 de Marzo, la policía se puso a investigar el anuncio, las respuestas al mismo y a los que lo consultaron. Se destinaron 200 personas a ésta tarea.

El jueves 15, otros dos militares murieron en Montauban, y entonces la policía hizo una lista con una docena de sospechosos que simpatizaban con grupos salafistas en Afghanistan y Pakistan, entre ellos, Merah.

Mientras tanto, los 200 investigadores que estaban trabajando con el anuncio de la moto lograron una lista con 576 direcciones IP desde las cuales se consultó el anuncio. Ya era viernes 16, cinco días de trabajo, seis desde el primer asesinato.

Lo curioso del caso es que mientras 200 personas tardaron cinco días en lograr una lista de direcciones IP, fuentes policiales aseguran que esto no tarda más de 48 horas en hacerse.

Se supone que la policía, en un caso tan grave como un asesinato, debería solicitar a la página desde qué IPs se accedió al anuncio y luego pasar la lista a los proveedores de servicio. Todo junto, 48 horas.

Pero en este caso, la lista con los abonados no se realizó hasta el día 17. Y en esa lista, aparecía la Señora Azieri, que resulta ser la madre de Mohamed Merah, que consultó el anuncio de la moto desde la casa de su madre y usando su conexión.

Tanto Mohamed como su hermano Abdelkader eran buenos conocidos de la policía francesa, que los había investigado tras un par de viajes a Pakistan y Afghanistán, y Mohamed ya estaba fichado.

Tras los asesinatos de la escuela el lunes 19, la policía encontró el teléfono de Merah y lo localizó el martes, y el resto ya lo sabemos. Pero lo que resulta curioso es cómo puede tardar tanto, seis días de investigación de una pista prioritaria, en un caso de asesinato.

Cuando le preguntaron al Ministro de Defensa francés, Gérard Longuet, si no se hubiera podido indentificar antes (mucho antes) al asesino, no dudó en responder:

No lo creo, salvo que convirtamos Francia en un Estado policial. Esto es un Estado de derecho. No podemos considerar a todo francés como sospechoso. No es nuestra cultura. Un ciudadano francés no puede ser, a primera vista, culpable.

Una idea muy loable la del señor Ministro. Lástima que sus palabras no concuerden con la realidad. Su jefe, el Presidente de la República Nicolas Sarkozy, ya ha empezado con las soflamas populistas, asegurando que

Desde ahora, cualquier persona que consulte habitualmente páginas web que fomenten el terrorismo o inciten al odio y la violencia será castigada por la vía penal.

Puede que digan que Francia no puede convertirse en un estado policial, pero su Presidente, inmerso en la carrera para la re-elección, lo sobrepasa prohibiendo incluso la consulta de páginas web.

Y eso por no hablar de las nuevas leyes que criminalizan a los usuarios de Internet a la brava, como HADOPI, que por cierto... ¿alguien sabe cuanto se tarda en identificar el nombre y domicilio del titular de una IP sospechosa de infracción de copyright?

Por cierto, muy curioso que Sarko se acuerde de la red en un caso de asesinato múltiple relacionado con el terrorismo, aunque los asesinatos hayan sido realizados por una sola persona y en el que Internet no ha jugado ningún papel.

Claro, hay que recordar que si no fuera por Internet, el terrorismo no existiría. Por eso hay que vigilarla, censurarla y apretarles las tuercas a los internautas...

Debemos evitar que nos aterroricen.

Fuente | OWNI

En Nación Red | Internet no sirve para reclutar terroristas | Precaución: terroristas sueltos | Sarkozy: "todos aquellos que consulten webs que hagan apología del terrorismo serán castigados" | Nuestro mejor momento

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos