Publicidad

Sigue la ofensiva de Antisec contra la policía americana

Sigue la ofensiva de Antisec contra la policía americana
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde hace semanas, la plataforma Antisec lleva realizando 'ataques' contra diferentes cuerpos de seguridad por todos los Estados Unidos. Tras la policía de Montana y el sistema electoral de Florida, ahora están cayendo diferentes comisarías de policía locales.

Hasta 70 webs de policía rural han recibido la visita de Antisec, que asegura haber conseguido hasta 10 gigabytes (no gigavatios) de información acerca de investigaciones en curso, correos electrónicos y algún que otro número de tarjeta de crédito.

Éste nuevo ataque se ha realizado como respuesta a la detención de varios miembros, puede que hasta alguna cúpula despistada, de Anonymous y LulzSec tanto en los Estados Unidos como en el Reino Unido.

Algunos de los datos incluyen fotos de jovencitas en bañador, sacadas de los servidores de la policía de Gassville, en Arkansas. El Sheriff se apresuró a asegurar que que se las mandaron por ser parte de una investigación.

También se han publicado correos electrónicos de las oficinas de los sheriffs de Arkansas, Kansas, Louisiana, Missouri y Mississippi. La gran mayoría de las webs crackeadas estaban en los servidores de Mountain Home, por lo que se cree que ésto forma parte de un ataque contra el punto más débil. Cabe recordar que los comentarios de los 'atacantes' incluyen menciones a lo aburrido que es usar siempre el mismo procedimiento.

Además de mensajes y correos, también se han publicado conversaciones entre informantes y policía, al respecto de presuntas operaciones anti-droga

Desde Anonymous se asegura que los 10 gigas contienen información confidencial que va a avergonzar sobremanera, desacreditar e incriminar a muchos agentes de policía por todo el país, demostrando la naturaleza corrupta inherente de la policía americana.

Hay que recordar que la policía local se considera uno de los mayores peligros para los ciudadanos americanos, y si no que se lo pregunten a Emily Good, que fue arrestada en el jardín de su propia casa por grabar una actuación policial en la que se registraba un coche en busca de drogas. Al final el coche estaba limpio, pero Emily durmió en el calabozo. Por grabarlo todo desde su jardín.

Vía | Huffington Post Foto | openfly

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir