Compartir
Publicidad
Publicidad

Un super-ordenador podría llegar a predecir eventos como las revueltas de la Primavera Árabe

Un super-ordenador podría llegar a predecir eventos como las revueltas de la Primavera Árabe
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según un estudio del Instituto para la Computación en Humanidades (ICH), un super-ordenador de la Universidad de Tenessee ha estado analizando millones de artículos, siendo capaz de 'predecir' el deterioro social acaecido tanto en Libia como en Egipto, dando pistas de las, entonces, futuras revueltas en los países árabes, así como ayudando a la localización de Osama Bin Laden.

El estudio se basó en unos 100 millones de artículos que Kalev Leetaru, del ICH, le 'pasó' a Nautilus, un super-ordenador SGI Altix con 1024 núcleos y un poder de computación de 8.2 teraflops.

Nautilus buscó palabras como "terrible", "espantoso" o "bueno" para detectar el sentimiento expresado en los artículos, creando así un mapa de 100 trillones (americanos) de artículos relacionados, incluyendo el archivo del New York Times hasta 1945, que junto con marcas geográficas, sitúan las 'relaciones' en un punto concreto del mapa.

En lo que a las revueltas árabes se refiere, Nautilus mostró un 'bajón' en Egipto a principios de 2011, justo antes de la dimisión de Mubarak. Otros 'bajones' similares se produjeron en 1991, cuando los Estados Unidos de América bombardearon las tropas iraquís en Kuwait, durante el conflicto de los Balcanes en los años 90, o en la invasión de Irak en 2003.

Comparando los eventos más recientes de Egipto con los eventos del pasado, se desprende que el análisis de los artículos que hace Nautilus, podría llegar a predecir otros momentos parecidos, indicando posibles revueltas o revoluciones en el futuro.

Por el contrario, los analistas 'tradicionales' no pudieron prever la caída de Mubarak. En palabras de Leetaru, "estuvieron estudiando los acontecimientos en Egipto durante los últimos 30 años, nunca le pasó nada al ex-presidente".

También se desprende del estudio que las diferentes menciones de los medios sobre la localización de Bin Laden, relacionadas por Nautilus, ayudaron a estrechar el cerco para, finalmente, encontrarle.

Mientras que casi en todo el mundo se pensaba que se escondía en Afganistán, la información geográfica extraída de los artículos "le situaba" en el norte de Pakistán, y solamente un artículo lo puso en el pueblo de Abbottabad, dónde fue finalmente descubierto y ejecutado por las fuerzas especiales americanas el pasado Abril.

Para finalizar, el estudio indica que el sistema de análisis de Nautilus podría llegar a indicar eventos futuros, basándose en el deterioro del 'sentimiento social'.

Para ello se podría adaptar para que, en vez de trabajar con artículos pasados, pudiera operar en tiempo real, de forma muy parecida a los algoritmos que predicen los movimientos económicos.

Vía | BBC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos