Compartir
Publicidad
Publicidad

Una bloguera es condenada a pagar 2,5 millones de dólares por ser crítica con una empresa

Una bloguera es condenada a pagar 2,5 millones de dólares por ser crítica con una empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese a que Internet se ha convertido en el medio por excelencia para informarse y comunicarse en los últimos años, aún quedan resquicios que los prejuicios sobre su fiabilidad y sobre lo profesionales que son los autores que ahí escriben. Escribir una columna de opinión en un periódico de papel, por lo general, sigue estando mejor considerado que escribir en una página web.

Crystal Cox escribió muy críticamente sobre la empresa Obsidian Finance Group en varios blogs de Internet. La empresa la denunció por ello y un juzgado de Portland la ha condenado a pagar 2,5 millones de dólares. Si Crystal hubiera estado adscrita a algún medio de comunicación como periodista, esta sentencia no habría llegado a puerto, ya que los periodistas gozan de una protección especial ante este tipo de demandas. Parece que la diferencia entre ser bloguero y ser periodista ha pesado mucho en este caso.

Cox ha afirmado que una sentencia como esta podría tener consecuencias en blogueros de todo el mundo.

Esto debería importarle a todos los que escriben en Internet

Y probablemente tenga razón. Por primera vez se ha hecho distinción entre el periodista independiente que puede ser un bloguero, y el periodista asalariado que trabaja para un medio de comunicación oficialmente reconocido. Es ese aspecto y no otro el que ha condenado a Cox. De hecho, durante el juicio, ella alegó que todas las cosas escritas sobre Obsidian eran verídicas y comprobables, cosa que pareció no importarle al juez, que solamente tuvo en cuenta su “estatus”.

La información acerca de esa empresa, la consiguió por medio de una fuente interna fiable, la cual se negó a revelar para protegerla. Este hecho ha impedido a Cox probar las acusaciones vertidas contra Obsidian, con lo que toda la responsabilidad por haber hecho públicas esas acusaciones, recaen directamente sobre ella.

La ley de Oregón establece una protección especial a los informadores de este tipo de sucesos, pero ella no forma parte de ningún canal de televisión, periódico, asociación periodística, agencia de noticias, etc, ya que actuaba como bloguera independiente, con lo que no se puede acoger a dicha protección.

Crystal Cox afirmó no obstante que recurrirá la sentencia probando que el co-fundador de Obsidian, Kevin Padrick, es culpable de fraude, una acusación que Cox no retira y de la que está orgullosa. Además ha dicho que seguirá representándose a si misma en los juicios venideros y que no contratará a ningún abogado para su defensa.

Más información | Seattle Weekly
Vía | TicBeat
Foto | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos