Compartir
Publicidad
Publicidad

Una mujer demandada por compartir archivos en Internet afirma que el porno no puede ser objeto de copyright

Una mujer demandada por compartir archivos en Internet afirma que el porno no puede ser objeto de copyright
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los “trolls de las patentes” son empresas que buscan un beneficio rápido mediante amenazas de demanda por infracciones de derechos de autor. Se amparan en las leyes del copyright para reclamar compensaciones económicas a aquellos usuarios que supuestamente han utilizado material protegido. Su modus operandi consiste en amenazar con un litigio largo y costoso si no se paga una compensación de menor cuantía de manera rápida y sin preguntas. Esto provoca que muchos paguen cantidades variables que pueden ser de 1.000€ o 2.000€, antes que enfrentarse a una gran empresa y arriesgarse a perderlo todo. La coacción es la herramienta principal de estas empresas.

Pero en ocasiones hay gente que les planta cara, como una mujer estadounidense que fue acusada de haber compartido una película porno desde su ordenador. Hard Drive Productions, la empresa que la demandó, le pedía 3.400€ a cambio de no demandarla por daños de más de 150,000€. La mujer no cedió, y fue hasta el final. Las conclusiones que se sacan de este caso son bastante curiosas.

Una vez recibido el aviso, Liuxia Wong de California, decidió defenderse de unas acusaciones a todas luces falsas. Para ello contrató a un abogado especialista en casos de derechos de autor para su defensa. Wong afirmaba que ella no había descargado ni compartido la película en cuestión y decidió ir a por Hard Drive acusándolos entre otras cosas de acoso.

Hard Drive alegó que el hecho se produjo el 28 de marzo de 2011. Wong afirma que la película por la que se le acusa, no fue oficialmente registrada hasta el 22 de abril de 2011. La defensa afirmó que todo esto fue diseñado para coaccionarla a pesar de la ausencia de hechos que demuestren su responsabilidad. En la demanda presentada por la empresa, también se decía que un residente de California es responsable de cualquier violación de derechos de autor, incluso si su router era inseguro y otra persona usó su línea sin su consentimiento.

Pero las incongruencias de todo este asunto vienen ahora, al echar un vistazo a las leyes de copyright del estado de California.El Artículo 1, Sección 8, Cláusula 8 de la Constitución de los Estados Unidos, más conocida como la “Cláusula de Copyrigth”, autoriza al Congreso de los Estados Unidos a :

Promover el progreso, la ciencia y las artes, asegurando por tiempo limitado a los autores y a los inventores, el derecho exclusivo sobre sus respectivos trabajos y descubrimientos.

Pero la parte curiosa viene ahora:

La ley de California sostiene que los trabajos obscenos no promocionaron el progreso, la ciencia ni las artes, y por tanto no pueden ser protegidos por copyright.

Hard Drive demandó a Liuxia Wong sin pruebas de que realmente ella violó derechos de autor. Además de no poder probarlo, el grave el hecho de que la coaccionara con la amenaza de llevarla a juicio. Además, la película por la que demandaba derechos de autor, no puede tener copyright según las leyes de California.

El tribunal consideró que ese material no está sujeto a derechos de autor, por lo que Liuxia Wong es inocente de los cargos de que le imputaban.

Vía | Torrent Freak
En Nación Red | Un estudio revela el impacto negativo que provocan los “trolls” de las patentes en la sociedad
Foto | Chanonne

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos