Compartir
Publicidad

Vivendi en Casa Kroes

Vivendi en Casa Kroes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Una característica del capitalismo francés es que los presupuestos gubernamentales para obras públicas, el agua o el armamento sean para grupos privados propietarios de medios de comunicación, mientras que los riesgos corren por cuenta del contribuyente. Vivendi, anatomie de la pieuvre

Jean-Bernard Lévy (Vivendi), René Obermann (Deutsche Telekom) y Ben Verwaayen (Alcatel-Lucent) se entrevistaron esta semana en Bruselas con Neelie Kroes, comisaria europea para la Agenda Digital.

En lo formal se trataba de presentarle una serie de propuestas para financiar las infraestructuras para impulsar la alta velocidad de banda ancha en Europa. Una manera de insistir en la doctrina Alierta, los grandes proveedores de contenidos (Google y compañía) deben asumir parte de la factura que supondrá la mejora de la conexión a Internet de aquí a 2020.

La inversión necesaria, según la troika de los operadores, cuya voz cantante es la del poderoso CEO de Vivendi, es de más de 200 mil millones. El engañado de las Azores, horas antes, abría el arca donde guarda los euros, que son de los ciudadanos europeos, y ofrecía un adelanto de nueve mil millones para los aperitivos. El CEO de Vivendi, ojo con él, salía encantado de la reunión. "Vimos un sorprendente nivel de consenso".

A esa hora el vigía de la red, Jérémie Zimmermann, ya había hecho sonar todas las alarmas. ¡Ojo con la Kroes!. Zimmermann, por cierto, le reprocha que se entreviste con los Vivendis y no con los innovadores, artistas y empresarios del mañana. Más o menos como Sebastián.

En la reunión con Kroes, los Vivendi, urgieron a las autoridades europeas a permitirles "administrar el tráfico" y conducir internet a una autopista de dos velocidades. Levy (Vivendi) explicó al abandonar la reunión en Casa Kroes que un ejecutivo de Google les había preguntado si pensaban presionarles, a lo que le respondieron: "Sí, ustedes pueden decir que no". Modus Vivendi. ¿Has visto La Tapadera?.

Hay que recordar que el CEO de Vivendi está más interesado que nunca en que le dejen hacer, sobre todo ahora que el dinero de Hollywood va a pagar la compra de la participación de Vodafone en SFR, que pasará de esta manera a ser al 100% del gran imperio. El futuro necesita, una vez más, del favor político.

Algo consustancial a Vivendi (SFR/Universal/Canal+) y su brazo acuático, que tiene en su larga trayectoria varios episodios de pagos políticos, ¿cómo es posible que las empresas que pagan comisiones a los partidos y políticos sigan participando en concursos públicos, concesiones y licencias?. Las futuras generaciones nos los reprocharán, ¿y la gente votaba a esos políticos? ¿y no pasaba nada?. Nada, se les tenía mucho miedo... y seguían concursando.

Sí, los de Vivendi se han visto involucrados en tantos y tantos escándalos que el mero hecho de que todavía sean recibidos en los despachos del poder es el mejor retrato de la decadencia de una casta política que se recordará por provocar a los ciudadanos informados y poner en riesgo la convivencia al reírse del personal con un descaro indecente.

Tampoco Kroes quiere levantar la tapadera, su tramposo modus vivendi, que esconde la suciedad de las aguas residuales del oligopolio intocable. Por eso la Kroes, lo menos malo de la Comisión Europea, se limita a seguir el consejo de Adolfo Suárez.

En política hay que acostumbrarse a vivir entre la mierda, lo importante es no confundirse con ella
murdoch kroes

Pero el pragmatismo reformista de la comisaria, dos pasos adelante y uno atrás, tiene muchos agujeros como estrategia en un tiempo revolucionado que ve caer a invencibles corsarios de un día para otro. Por cierto que hay que recordar, hoy más que nunca, el comportamiento de la Comisión Europea, señora Kroes incluida, el 21 de diciembre de 2010.

La Comisión Europea ha autorizado sin condiciones la compra del operador británico de televisión de pago BSkyB por parte del grupo estadounidense de medios de comunicación News Corporation tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario.
No obstante, el ministro británico de Empresa, Vince Cable, se ha apresurado a declarar la guerra a Rupert Murdoch y ha expresado su intención de hacer todo lo que esté en su mano para evitar que el magnate australiano de la comunicación logre tener el control total de BSkyB.
"Estoy convencido de que esta concentración no debilitará la competencia" en Reino Unido, ha dicho el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia.

La Comisión Europea del ACTA, Barroso, Sarkozy, Vivendi, Berlusconi y Murdoch acabará como ellos. Kroes quiere ser Kerensky, por eso recibe al Zar. Aunque en el caso que nos ocupa lo propio sería hablar del último emperador, que bien pensado ella misma puede ser si sucede a Barroso en la presidencia de una decadente Comisión Europea al servicio del antiguo régimen de los lobbies y oligopolios que tanto han contribuido a debilitar el enorme potencial de Europa que reside en sus ciudadanos más emprendedores e indignados.

Foto | ssoosay En Nación Red | "Hollywood y Vivendi presionan a los socialistas": entrevista a Françoise Castex (eurodiputada)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos