Compartir
Publicidad
Publicidad

WikiLeaks, Washington y La Moncloa

WikiLeaks, Washington y La Moncloa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
El actual embajador, Alan D. Solomont, mostró nada más llegar a Madrid un gran interés por encontrarse con Bernardino León. Tomó posesión de su puesto el pasado 9 de enero y se entrevistó con León el 12. "Quería verle lo más pronto posible para empezar a establecer con él una buena relación de trabajo y para compartir observaciones sobre las relaciones España-EE UU", como se cuenta en un informe "confidencial" fechado el 13 de enero. La reunión entre ambos fue continuación de otro encuentro que el 7 de enero habían tenido ambos en Washington con el general James Jones, entonces consejero de Seguridad Nacional. El mismo documento "confidencial" recoge con respecto a esa reunión: "El embajador transmitió a León un mensaje de profundo cariño. Destacó que tanto Jones como otros miembros del Gobierno americano le tienen en gran consideración". El País.

Antonio Hidalgo, actual Subsecretario de Igualdad de la Secretaria de Estado, Bibiana Aidó, y ex Subsecretario del Ministerio de Cultura informó al asistente del Subsecretario de Comercio de los EE.UU, William H. Lash, que el hecho de que el ministerio de Cultura hubiese logrado coordinar a 11 ministerios en la lucha contra la piratería demostraba en si mismo el interés que Zapatero ha puesto en el asunto ya que de otra manera muchos de los ministros no estarían dispuestos a participar. Ver cable 27536.

Dejamos aquí las referencias a Bernardino León y al Subsecretario, ahora de Bibiana, para volver sobre ellos en unos días, bien sea por la actualidad que nos obliga o porque las palomas de la Casa Blanca que hicieron la campaña con Obama "para otra cosa", pían sobre los "primos" de J.J en España y con especial énfasis sobre los amigos de otras empresas americanas que no son Google - todo lo contrario - y de hecho son más las de las armas.

Apuntar que los vuelos por Hispania de los halcones del viejo conglomerado industrial, que Obama no ha podido sustituir, y los topillos chulitos están todos retratados, pero no nos lo dejan ver bien las sombras del poder que trabajan a estas horas para que la intensidad de la luz y la transparencia informativa no les retrate saliendo de la madriguera de Serra/no donde se ejecuta con precisión el plan contra Internet (vencimiento 2012).

Mucho más preocupante es que Zapatero, según el embajador de los EE.UU (cable 188131) interviniese personalmente para revocar la adjudicación de los motores del helicóptero NH-90 a la británica Rolls Royce y concedersela a EE.UU como pedía el embajador. El contraro se adjudicó a General Electric, el mayor conglomerado industrial de EE.UU, siendo ministro de Defensa José Antonio Alonso.

En el sector de la industria de armamento y en el ámbito político europeo causó "sorpresa" la decisión. En el resto de países se había decidido comprar los motores de la británica Rolls Royce. En España "también"... pero no fue así. Lo relata el propio embajador en funciones (número dos de la embajada) en el cable enviado a Washington:

Aunque hubo un fuente de toda solvencia que nos informó que el Ministerio de Defensa había decidido adjudicar el contrato a Rolls Royce, Moncloa - la oficina del Presidente -revocó la decisión y se anunció que General Electric había ganado la oferta.

Antes, según puede leerse en el cable enviado al Departamento de Estado (con copia a la Casa Blanca) Zapatero comentó al embajador "que le hiciese saber si había algo importante (para el gobierno de EE.UU), que él se haría cargo". No hemos visto cosa igual sin tan poca repercusión. Sea por el puente, los controladores o vaya a usted a saber.

Este cable, que algún ingenuo en la city pensaba "pondría en serios apuros al presidente del gobierno español" este mismo fin de semana, ha pasado sin pena ni gloria. Los hombres del Presidente tampoco se han ido de puente. Pedro J. Ramírez, sí.

Ni mucho menos se han ido, por supuesto, los redactores que trabajan en el sótano reservado que protege los cables de WikiLeaks. Allí trabaja el equipo de redactores de El País que interpreta la referencia que se hace en el cable secreto a la "oficina del Presidente" como la "Oficina Económica del Presidente del Gobierno" cuyo responsable por aquel entonces era el que hoy es presidente del lobby de la construcción.

Foto | Policy Network En Nación Red | Por Washington y en Washington, Guillermo del Corral, el hombre de Sinde y la extorsión del copyright

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos