30 compañías demandan a Microsoft en la Unión Europea por integrar en Windows 10 y 11 servicios como OneDrive o Teams

30 compañías demandan a Microsoft en la Unión Europea por integrar en Windows 10 y 11 servicios como OneDrive o Teams
28 comentarios
HOY SE HABLA DE

Microsoft no ha querido dejar marchar la oportunidad de construir un ecosistema basado en sus servicios y herramientas a través de Windows 10 y 11, y eso ha hecho levantar alguna que otra ceja en Europa. Al parecer, un buen puñado de compañías europeas, lideradas por la empresa de hosting Nextcloud, han firmado una queja formal antimonopolio contra Microsoft.

La principal razón de este descontento es la integración de OneDrive, Microsoft Teams y demás servicios en Windows 10 y 11 de forma "agresiva", aprovechando su "posición ventajosa" y dejando menos espacio para que las demás compañías de software y servicios en la nube puedan operar de forma normal. La queja se ha formalizado con la intención de demandar a los de Redmond en la Unión Europea.

Microsoft, acusada de utilizar su 'posición dominante'

Desde Nextcloud afirman que el hecho de obligar a los usuarios a registrarse y a dejar sus datos en manos de Microsoft, "limita la elección del consumidor" y "crea barreras injustas" para demás compañías que ofrecen servicios similares.

Según apuntan desde Nextcloud, el market share de Microsoft ha crecido un 66% en Europa, mientras que los 'proveedores locales' bajaron de un 26% a un 16%. Favorecer sus propios servicios en un sistema operativo tan utilizado, como lo es Windows, ha ocasionado esta subida. Esta práctica no es ilegal en Europa mientras que la compañía no abuse de su posición dominante, detalle el cual se ha puesto en entredicho.

La queja ha sido formalizada por la llamada "Coalición por la Igualdad de Condiciones" ("Coalition for a Level Playing Field"), donde además de Nextcloud, participan otras 30 empresas relacionadas con el software y los servicios en la nube.

Un suceso ya conocido

Frank Karlitschek, CEO y fundador de Nextcloud, mencionaba a Internet Explorer en la época de cuando Microsoft limitó el uso de navegadores al suyo propio durante años, perjudicando a competidores como Netscape. Según Karlitschek, Microsoft "casi detuvo la innovación en navegadores durante más de una década", asegurando que este tipo de prácticas "son negativas para el consumidor, el mercado, y el negocio local en Europa".

Esta no es la única queja similar que ha habido contra Microsoft. Recordemos que hace unos meses ocurría lo mismo con Slack, quienes hicieron un llamamiento a los principales organismos antimonopolio de la Unión Europea debido a la integración de Teams con Office.

Entre los organismos y empresas de la coalición se encuentran nombres tales como la European DIGITAL SME Alliance, The Document Foundation, o la Free Software Foundation Europe, junto a otras. Ahora queda saber si esta queja llegará a algún sitio.

Vía | ZDNet

Más información | Nextcloud

Temas
Inicio