Así 'incentivaban' a crear reseñas falsas los proveedores chinos baneados por Amazon

Así 'incentivaban' a crear reseñas falsas los proveedores chinos baneados por Amazon
7 comentarios

Ayer nos hacíamos eco del escándalo desvelado por Safety Dectives en torno a una trama para la compra de reseñas falsas en Amazon que implicaba a al menos 200.000 usuarios y a un número indeterminado aún de proveedores.

Esto vulnera claramente los estrictos términos de uso de Amazon, que prohíben ofrecer reembolsos y descuentos a cambio de la elaboración de reseñas, para evitar que éstas reflejen únicamente los intereses del proveedor.

La información que ha ido saliendo a la luz en las últimas horas muestra que la mayoría de los proveedores implicados eran compañías chinas que, al menos por ahora, han visto retirados sus catálogos de la plataforma de e-commerce.

Así, entre los recientemente desaparecidos de la plataforma podemos encontrar fabricantes de dispositivos tan populares como Mpow o Aukey. Amazon se ha negado a pronunciarse sobre marcas concretas y sólo ha emitido declaraciones genéricas sobre sus esfuerzos constantes para proteger a sus usuarios "de aquellos que amenazan su experiencia en nuestra tienda".

Tarjetas regalo a cambio de un pantallazo

Pero también se han ido conociendo nuevos detalles sobre cómo estas marcas sospechosas buscaban 'incentivar' reseñas positivas ignorando las políticas de Amazon. Un ejemplo de esto lo proporciona Corbin Davenport, periodista tecnológico de XDA-Developers, que ha mostrado en Twitter una tarjeta que recibió junto a un producto de Aukey, en la que le prometían una tarjeta de regalo de 100 dólares a cambio de una "reseña honesta"

Reseñas
Imagen de @corbindavenport en Twitter.

…que mostrase "cuánto había disfrutado de su Aukey Electric Standing Desk". Para conseguirlo únicamente debía enviar por email el número de identificación de su envío junto a una captura de pantalla de la reseña en cuestión.

Los mensajes interceptados por Safety Detectives mostraban instrucciones de los proveedores para que los autores de reseñas no llamasen la atención de los algoritmos y moderadores de Amazon.

Es cierto que la tarjeta no solicita específicamente una reseña de 5 estrellas (aunque lo insinúa sutilmente al mostrar el símbolo de las mismas), pero aun así sigue constituyendo un incumplimiento de la política de Amazon.

Esta clase de malas prácticas no son nuevas, y tampoco cabe esperar que desaparezcan ahora sólo porque ahora se haya filtrado una base de datos. Esa certeza es la que ha motivado la aparición de herramientas como Fakespot o ReviewMeta, que ayudan a los compradores de Amazon a detectar reseñas falsas.

Vía | Mixx.io

Imagen | Basada en original de Stephen Woods

Temas
Inicio