Compartir
Publicidad

Australia vuelve a demostrar que el bloqueo geográfico del P2P es ridículo e inservible

Australia vuelve a demostrar que el bloqueo geográfico del P2P es ridículo e inservible
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

The Pirate Bay nunca dejará de ser noticia mientras siga siendo una preocupación para las grandes productoras de Hollywood y las grandes discográficas. Según hemos podido saber gracias a TorrentFreak, Roadshow Films, Foxtel, Disney, Paramount, Columbia, y 20th Century Fox pidieron a los ISP australianos que bloqueasen el acceso a ciertos sitios piratas.

En un mandato judicial que apareció la semana pasada, Tribunal Federal australiano decidió que para finales de año cinco servicios "piratas" que incluyen a The Pirate Bay, Torrentz, TorrentHound, IsoHunt y el servicio de streaming SolarMovie tendrían que ser inaccesibles para los ciudadanos autralianos. El bloqueo también se aplica a docenas de sitios espejo y proxies.

Telstra ha sido el primer ISP en actuar, con menos de dos semanas para cumplir el plazo. En las últimas horas el proveedor de servicios empezó a bloquear las webs indicadas, empezando (como no podía ser de otra manera) por The Pirate Bay, que por cierto ya es una veterana en el tema de los bloqueos. Ahora y siguiendo las órdenes del tribunal, quienes acceden a la web se encuentran con una página similar a la que alerta de que un dominio X ha sido intervenido por el FBI.

El porqué del bloqueo

El dato que daremos a continuación puede parecer increíble, pero es cierto. En España se nos suele vender que en los países anglosajones son más partidarios de hacer las cosas "por lo legal". El mensaje que recibimos como ciudadanos es que nosotros, que somos los pícaros de Europa, muy amigos de saltarnos las normas y de la cultura del "todo gratis", lo pirateamos todo y nos estamos cargando la auténtica cultura (nótese el sarcasmo).

Por muy de acuerdo o en desacuerdo que estemos con esta estrategia gubernamental de demonizar al ciudadano y sus hábitos pecadores en lugar de abordar el problema como realmente debe hacerse, lo cierto es que las cifras hablan por sí solas. Según se puede leer en The Conversation los australianos son los mayores consumidores de contenido audiovisual de forma ilegal. Por poner un ejemplo, cuando se estrenó la cuarta temporada de Juego de Tronos Australia lideraba la clasificación de descargas por países con un 11,6% del total.

Es cierto que según David Petrarca, director de la serie basada en los libros de George R.R. Martin, la piratería en sí no es mala debido a la "publicidad que puede otorgarle a la serie". En sí al cineasta esto no le importaba mucho, ya que al parecer les interesa más la "reacción de los espectadores en redes sociales" que el beneficio económico en sí.

En cualquier caso, la pregunta que debemos formularnos es "¿por qué los australianos se descargan tanto contenido protegido?". Pues por lo mismo que en un país como el nuestro las salas de cine no se llenan: por los precios del contenido legal. Los australianos consideran que lo que cuesta comprar un capítulo de forma legal está muy por encima de lo que ellos están dispuestos a pagar, según el digital. Por lo tanto, tiran de la red Torrent para seguir sus series favoritas.

¿Cómo consiguieron sortear el bloqueo?

El mandato del Tribunal permitía a los ISPs elegir cómo implementar el bloqueo. Telstra, al parecer, habría elegido el bloqueo por DNS, la opción más debil de todas las disponibles. Como resultado, muchos usuarios han empezado a cambiar los DNS de la operadora por los de Google y siguen pudiendo acceder sin problema a las webs anteriormente citadas.

Otros usuarios están usando OpenDNS debido a la creencia popular de que esta empresa registra muchos menos datos que Google. Sin embargo, dado que acceder a The Pirate Bay no es un delito tipificado, cualquier dato obtenido de esta forma no tiene ningún valor.

Aquellos preocupados por la privacidad han comenzado a usar VPNs para acceder a la web, que dada la orden del Tribunal se han vuelto muy populares en Australia. Dado que Telstra ha cometido el error de bloquear únicamente por DNS no es necesario para acceder a The Pirate Bay y sitios similares, pero otros podrían aprender del error e instaurar otro tipo de bloqueo. En este caso una VPN resulta esencial.

De todas formas es curioso como Internet vuelve a ganar la partida. No se le pueden poner puertas al campo, tal y como han demostrado los usuarios australianos. El culebrón empezó con los lobbystas del audiovisual cambiando la ley para permitir los bloqueos de sitios web en el país y, después de horas de papeleo legal, consiguen imponer uno. Y a los internautas les cuesta pasárselo por el arco del triunfo mucho menos de lo que se tarda en leer este artículo.

Vía | TorrentFreak
En Genbeta | Bailando con The Pirate Bay para sortear los bloqueos de DNS

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos