Compartir
Publicidad
Cazadores de Fakes: no, estas no son las últimas palabras de Steve Jobs
Actualidad

Cazadores de Fakes: no, estas no son las últimas palabras de Steve Jobs

Publicidad
Publicidad

Ya sabes lo que ocurre cuando algún dato falso se esparce por las redes sociales: que mentes crédulas lo siguen compartiendo con todo el mundo afirmando que es cierto y sin tener en cuenta las fuentes originales. Es lo que está ocurriendo con una hipotética carta de despedida hecha por Steve Jobs antes de morir.

En ella, quien fue CEO de Apple se sincera diciendo que el dinero no es lo que importa dándonos una lección de cómo te das cuenta de lo que hay que vivir una vez estás en tu lecho de muerte. La moraleja no está mal, pero esta carta es completamente falsa.

He aquí el escrito íntegro, que alguien ha traducido del original en inglés que se puede leer aquí:

He llegado a la cima del éxito en los negocios.

A los ojos de los demás, mi vida ha sido el símbolo del éxito. Sin embargo, aparte del trabajo, tengo poca alegría. Finalmente, mi riqueza no es más que un hecho al que estoy acostumbrado. En este momento, acostado en la cama del hospital y recordando toda mi vida, me doy cuenta de que todos los elogios y las riquezas de la que yo estaba tan orgulloso, se han convertido en algo insignificante ante la muerte inminente.

En la oscuridad, cuando miro las luces verdes del equipamiento para la respiración artificial y siento el zumbido de sus sonidos mecánicos, puedo sentir el aliento de la proximidad de la muerte que se me avecina. Sólo ahora entiendo, una vez que uno acumula suficiente dinero para el resto de su vida, que tenemos que perseguir otros objetivos que no están relacionados con la riqueza.

Debe ser algo más importante:

Por ejemplo, las historias de amor, el arte, los sueños de mi infancia... No dejar de perseguir la riqueza, sólo puede convertir a una persona en un ser retorcido, igual que yo.

Dios nos ha formado de una manera que podemos sentir el amor en el corazón de cada uno de nosotros, y no ilusiones construidas por la fama ni el dinero que gané en mi vida, que no puedo llevarlos conmigo.

Solo puedo llevar conmigo los recuerdos que fueron fortalecidos por el amor.

Esta es la verdadera riqueza que te seguirá; te acompañará, le dará la fuerza y la luz para seguir adelante.

El amor puede viajar miles de millas y así la vida no tiene límites. Muévete adonde quieras ir. Esfuérzate para llegar hasta las metas que desea alcanzar. Todo está en tu corazón y en tus manos.

¿Cuál es la cama más cara del mundo? La cama de hospital.

Usted, si tiene dinero, puede contratar a alguien para conducir su coche, pero no puede contratar a alguien para que lleve su enfermedad en lugar de cargarla usted mismo.

Las cosas materiales perdidas se pueden encontrar. Pero hay una cosa que nunca se puede encontrar cuando se pierde: la vida.

Sea cual fuere la etapa de la vida en la que estamos en este momento, al final vamos a tener que enfrentar el día cuando la cortina caerá.

Haga tesoro en el amor para su familia, en el amor por su esposo o esposa, en el amor por sus amigos...

Trátense bien y ocúpense del prójimo.

Steve Jobs

En primer lugar, nadie ha confirmado oficialmente esta carta. Ha aparecido de la nada, y nadie cita una fuente fiable para verificar su autenticidad ni en ningún libro o película se menciona algo parecido. De hecho, se sabe que las últimas palabras fueron "OH WOW, OH WOW, OH WOW" gracias a un artículo que Mona Simpson (su hermana) publicó en el New York Times.

En la carta Steve Jobs menciona a Dios como "formador" de la humanidad, pero el CEO de Apple era budista

Además, la carta original queda delatada con algunos fallos gramaticales en inglés, algo que alguien como Jobs no habría dejado pasar en una carta de despedida definitiva. También nombra a Dios, cuando se sabe probadamente que Steve Jobs era budista.

Con todo, la sensación que la carta quiere transmitir es la de alguien que se ha enfocado en ganar dinero y justo antes de morir se da cuenta de lo que realmente tiene valor en la vida. Insisto, la lección no está nada mal, pero Steve Jobs tampoco estaba demasiado en ganar dinero a nivel personal (eso lo enfocaba más hacia sus empresas, mientras que su sueldo anual era de un dólar tal y como se sabe desde hace mucho tiempo).

Un discurso que sí es auténtico y vale la pena

En definitiva, esta carta no ha sido escrita por Steve Jobs. Alguien la ha escrito o la ha encontrado ya escrita y ha querido aprovecharse del nombre del co-fundador de Apple para monetizar grandes cantidades de tráfico. Si os topáis con ella en vuestros perfiles sociales, avisad. Y si queréis ver un discurso auténtico de Steve Jobs en el que os invita a reflexionar sobre vuestra vida, lo mejor es recordar el discurso de graduación que hizo en la universidad de Stanford:

Imagen | Ben Stanfield
En Applesfera | Recorramos la vida y obra de Steve Jobs a través de esta increíble biografía animada
En Genbeta | Cazadores de Fakes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio