Compartir
Publicidad

Dejar que un tercero controle tu monedero de criptomonedas es jugar a la ruleta rusa

Dejar que un tercero controle tu monedero de criptomonedas es jugar a la ruleta rusa
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana pasada, un grupo de cibercriminales robó miles de millones de wones en criptomonedas de Bithum, la mayor casa de cambio de este tipo de divisa de Corea del Sur.

Bithumb es la cuarta mayor casa de cambio de este tipo de divisa en el mundo gracias a que en Corea del Sur el ethereum goza de gran popularidad. Casi una de cada cinco transacciones de ethereum se hacen a wones. La compañía informó a las autoridades el pasado viernes, asegurando que, a través del ordenador de uno de sus empleados, se había accedido a la información de 30.000 clientes. Bithumb dice que no se robaron contraseñas, pero muchos usuarios han sufrido el ataque con cuantiosas pérdidas, según alegan ellos mismos en los foros especializados.

La brecha ocurrió, presuntamente, en febrero, pero Bithump dijo haberla descubierto el 29 de junio cuando, según dicen, informaron a las autoridades. Bithump dice que compensará a los clientes, pero con cantidades límite y no está claro si se cubrirán todas las pérdidas.

Guardar bitcoins en casas de cambio es jugar a la ruleta rusa

Al mismo ritmo que crece la valoración de las criptomonedas como el ethereum o el bitcoin, crece el interés público por ellas. Y el de los cibercriminales.

Ceder tu cartera de criptomonedas a un tercero es una práctica peligrosa, pero es conveniente, sobre todo si eres “trader” y compras y vendes diariamente.

Los expertos recomiendan almacenar el dinero en discos duros sin conectar a internet para dar menos oportunidades a los cibercriminales. Cada usuario tiene que establecer sus prioridades y evaluar los pros y contras de cada opción. De momento, no hay caballo ganador. Y eso es un problema.

Bithumb no es la primera, ni será la última (1) (2) (3).

Regulación en el limbo

Por si fuera poco, pese al furor de las cadenas de bloques y la cotización del bitcoin, la regulación en casi todos los países del mundo está todavía en el limbo.

En Corea del Sur, uno de los máximos exponentes en el mundo de las criptomonedas los reguladores no logran ponerse de acuerdo sobre las medidas que tomar, y en la actualidad no existe ninguna autoridad que pueda supervisar esta industria.

Los servicios de inteligencia surcoreanos prestan especial atención al creciente uso de los bitcoins para cometer fraude y piden a los reguladores mejores herramientas. Pero el gobierno lo único que tiene claro de momento es que el precio de las criptomonedas es especulación, no valor real.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos