Compartir
Publicidad

¡Developers, developers, developers! Steve Ballmer y sus 33 años de historia en Microsoft

¡Developers, developers, developers! Steve Ballmer y sus 33 años de historia en Microsoft
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noticia del mes y la que tiene números para ser la del verano nos ha pillado en plena sobremesa: Steve Ballmer, CEO de Microsoft y uno de los personajes más importantes de la tecnología actual, dejará su puesto para retirarse dentro de doce meses en cuanto se haya decidido quién es el heredero de una compañía histórica. Deja así 13 años estando en ese cargo y más de 33 años formando parte de la familia de Redmond.

Es el mejor momento, sobretodo para los que conocen poco a Ballmer, de revisar sus hechos como persona clave desde que Silicon Valley se alzó como la cuna de la tecnología moderna. Y es que 33 años de historia en Microsoft dan para dejar una buena marca en la compañía y mucho más. De momento, ya se nota en el valor de sus acciones.

h2. Los comienzos de Steve en Microsoft: MS-DOS y los primeros Windows

ms dos microsoft

Ballmer entró en Microsoft cuando tenía sólo 24 años, y fue el primer gerente que contrató personalmente Bill Gates a quien por cierto conoció en la Universidad de Harvard mientras se graduaba en economía y matemática aplicada. Pero en el momento de la contratación Steve estaba en la Universidad de Stanford, y decidió dejarla para dedicarse completamente en Microsoft.

Al haber entrado tan pronto, Steve Ballmer formó las bases de Microsoft con sus primeros movimientos en el mercado de los sistemas operativos. La compra de lo que seria el sistema MS-DOS fue el comienzo de lo que muchos hemos utilizado desde los primeros ordenadores de sobremesa, y en 1985 entraban en el mundo de las interfaces gráficas con el primer Windows. Fue en ese momento en el que Steve Ballmer ya nos empezó a dejar ver cómo se las gastaba en los primeros anuncios publicitarios de la primera versión de Windows:

También podemos recordar esa época viendo la película Piratas de Silicon Valley, donde Ballmer es interpretado por el actor John DiMaggio y donde se relatan los inicios de Microsoft y Apple. Podéis ver la película aquí mismo (me extraña que esté en un sitio como Vimeo, así que si la queréis ver mejor daos prisa antes de que la retiren), señalando en especial la escena (minuto 44:08) en la que Gates y Ballmer le vendían la solución de DOS a la empresa IBM antes incluso de tenerla, cosa que pasa cinco minutos más adelante en el film.

h2. "¡Me encanta esta compañía!": La época dorada de Redmond

Windows fue lo que catapultó a Microsoft como la compañía más valiosa y a su entonces CEO, Bill Gates, como el hombre más rico del mundo. Windows 2, Windows 3.11, Windows 95, 98, 98 Segunda Edición, XP, 2000, Millenium... todas estas versiones de Windows han estado presentes casi en todos los ordenadores de sobremesa con una cuota de mercado que dejaba en ridículo a Linux y el entonces llamado Mac OS y su sucesor Mac OS X.

Durante ese apogeo, justo en el año 2000, Bill Gates decidía abandonar su cargo de CEO para cedérselo a Ballmer y quedarse como Jefe de arquitectura del software. Ballmer se quedaba al frente del lanzamiento de uno de los sistemas operativos más bienvenidos de la historia, Windows XP, que todavía a día de hoy sigue funcionando en muchísimas máquinas que se niegan a actualizar a algo más moderno por el miedo que generó Windows Vista.

Fueron los días en los que Steve Ballmer se volvía loco en el escenario. Microsoft estaba montado en el dólar y su completa dominación del mercado hacía creer que no podía haber rival que consiguiera perjudicarles.

Windows Vista fue un bache y lo que se podría considerar el mayor fracaso de Ballmer, que Apple aprovechó con una campaña de marketing que absorbió a algunos consumidores. Pero el mercado dependía demasiado de las soluciones que tenían en Microsoft, con lo que la gran masa de usuarios prefirió, simplemente, quedarse con el logrado Windows XP. No sería hasta Windows 7 que los consumidores empezasen a aceptar al Windows más moderno como un digno sucesor.

No nos olvidemos tampoco de la XBOX, consola de videojuegos que se ha convertido en todo un éxito y que apareció en el 2001 cuando Steve Ballmer ya se había convertido en CEO. Además de Windows XP, este competidor de la PlayStation de Sony ha conseguido ser una gran opción en el entretenimiento con su sucesora, la XBOX 360, y ahora va camino de convertirse en el punto de encuentro de todo el contenido multimedia que ofrece Microsoft.

h2. Cuidado con lo que dices, Ballmer: llega la era de los smartphones y los tablets

Y de gritar de alegría al escenario, Ballmer pasó a menospreciar lo que ha terminado siendo una auténtica revolución: los smartphones y las tabletas. En el vídeo superior tenemos las primeras declaraciones de Ballmer acerca del iPhone, justo cuando Steve Jobs lo presentó, y en ese momento el CEO de Microsoft opinaba que nadie iba a comprar un teléfono de 500 dólares que además exigía un contrato de dos años de permanencia no precisamente barato. No fue lo único que se tomó a broma: Ballmer no le veía sentido ni al iPad:

...ni tampoco a Chrome OS, que con todos los servicios moviéndose a la nube cada vez cobra más sentido aunque coseche poco éxito:

En esos años Ballmer había lanzado la plataforma de reproductores Zune, que tenía como objetivo luchar contra el fenómeno de los iPod en el que Microsoft llegó tarde. Y en consecuencia de esa tardanza, la respuesta del mercado a los reproductores Zune fue demasiado baja. A día de hoy ya quedan muy pocos servicios de Microsoft con ese nombre, y la compañía los va clausurando poco a poco.

Subestimar a iOS significó ver cómo Android llegaba para estar presente en el mercado móvil y cómo las clásicas PDA con Windows Mobile se quedaban completamente obsoletas. La respuesta llegó en el año 2010, donde un servidor tuvo la suerte de ver en persona cómo Steve Ballmer presentaba Windows Phone 7 Series en el Mobile World Congress de Barcelona. Era un cambio total, donde Redmond abandonaba las adaptaciones de las interfaces de escritorio y empezaba de cero para ofrecer una solución móvil efectiva y lista para contraatacar con un posterior aliado muy fuerte: Nokia. Fue una de las noticias más importantes del reinado de Ballmer y el tiro de salida para todo lo "Post-PC".

h2. La última hazaña de Ballmer como CEO: la gama de dispositivos Surface

Tras varios cambios de nombre y una gran actualización hacia Windows Phone 8 y Windows 8, Steve Ballmer vio que competir contra el fenómeno del iPad y las tabletas Android implicaba lanzar su propia visión de dispositivo móvil y arriesgarlo todo para dejar atrás cualquier tópico. Y eso fue el Surface, que ha entrado fuerte en el mercado y ha conseguido un mínimo de presencia (aunque no el deseado viendo los 900 millones de dólares en pérdidas provocadas por el modelo RT). Una posible consecuencia de esto fue otra de las últimas experiencias de Ballmer: la despedida del artífice de la gran transformación de Windows Steve Sinofsky.

Así, Steve Ballmer deja a Microsoft bien posicionada con su nueva generación de sistemas operativos y una nueva gama de dispositivos listos para competir contra Apple y Google. El futuro CEO, sea quien sea, tendrá que coger el relieve de todas estas nuevas plataformas y seguir potenciándolas para que el mercado deje de resumirse entre iOS y Android y pueda haber un tercer gran frente: el de una Microsoft que se niega a verse empequeñecida con el "fin" de los sistemas operativos de sobremesa como vértebra del mundo digital. Windows 8, Windows Phone 8, XBOX, Skype... los ingredientes están en la mesa, y ahora toca elegir al que tenga la mejor receta.

Imágenes | Insider Monkey, Jeff Dloouhy En Genbeta | Cinco desafíos a los que se enfrenta la Microsoft post-Ballmer En Xataka Windows | Las razones del adiós de Ballmer, un CEO con más valor del que parece

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio