Publicidad

"Fue como entregarle un arma cargada a un niño de 4 años": el creador del retweet se arrepiente de su idea

"Fue como entregarle un arma cargada a un niño de 4 años": el creador del retweet se arrepiente de su idea
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

El botón de retweet no fue una buena idea, o eso dice su propio creador. Chris Wetherell ha comentado en una entrevista para Buzzfeed que este botón es como "entregar un arma cargada a un niño de cuatro años", favoreciendo que se compartan y propaguen los contenidos de de forma excesiva, una posibilidad con la que cuentan los usuarios, incluso aunque ni siquiera hayan contenido o contrastado el contenido que comparten.

Las palabras de Wetherell llegan en pleno mar de dudas sobre si los botones de retweet, favs, me gustas y demás formar de compartir o valorar son una buena idea, habiendo algunas propuestas sobre la mesa a la hora de abordar esta disyuntiva.

El botón de retweet podría ser replanteado

Twitter

El botón de retweet, que nos permite tanto enviar un tweet a nuestra tweetline, así como citarlo, llegó en el año 2009, habiéndose convertido en una de las principales características de la red social. Wetherell comenta a Buzzfeed que el retweet "tiene un multiplicador de fuerza que otras funciones no tienen" (haciendo referencia a los contenidos que se comparten). Esto, trae como primera consecuencia que un tweet pueda adquirir mucha más relevancia de la que debería tener, y que pueda usarse para propagar información falsa u ofensiva de forma bastante rápida.

Por otro lado, se permite que los usuarios compartan información a la que incluso pueden ni haber accedido (como por ejemplo, compartir una noticia en la que ni siquiera hemos hecho click). A la hora de crear el botón de retweet, el propio creador afirma que prácticamente nadie puso sobre la mesa la cuestión de '¿qué es lo que se comparte?'

Un retweet que propague información falsa u ofensiva puede ser bastante peligroso y, por desgracia, es algo a lo que estamos bastante acostumbrados en la red social

Como ejemplo, pone una campaña anti-feminista llevada a cabo por la ultra-derecha. Destaca lo fácil que es compartir contenidos que puedan dañar la reputación de alguien, bastando tan solo con que un grupo de personas decida compartir dicha información mediante un retweet.

"Para ellos era muy fácil destrozar la reputación de alguien que no les gustaba. Pregúntale a cualquiera de las personas que eran sus objetivos en aquel momento, el retweet les ayudaba a difundir una imagen falsa de una persona mucho más rápido de lo que podían defenderse... Me di cuenta de que no se trataba de un pequeño subconjunto de personas que actuaban de esta forma. Esto podría tener que ver con cómo se comportan las personas. Y eso me dio mucho miedo".

Twitter

Desde Twitter, el propio CEO, según Buzzfeed, está pensando en distintas formas de realizar este tipo de acciones, entre las que se incluye el retweet y, sobre todo, las citas en los retweets.

La experiencia en estos casos nos dice que tengamos paciencia, ya que Twitter puede llegar a tardar años en hacer este tipo de cambios, al ser tan relevantes a nivel del funcionamiento de la red social.

Un escenario de cambio en la valoración de los contenidos

Twitter

Como adelantábamos, parecen llegar tiempos de cambio a la hora de valorar y compartir los contenidos. En diciembre del pasado año, Facebook limitó el reenvío de mensajes en WhatsApp, con el fin de poner fin al SPAM y lograr frenar las cadenas de mensajes falsos que se propagaban por WhatsApp de forma masiva.

La propia Twitter dejó sobre la mesa las dudas sobre si eliminaría o no el botón de me gusta, en aras de "mejorar la salud de las conversaciones". El cambio se planteó, aunque se aclaró que aún estaban en las primeras fases del trabajo, y que por el momento, a corto plazo, no se eliminaría.

Facebook ha ido más allá con Instagram, llegando a eliminar los me gusta en una fase de pruebas que ya está operativa en varias partes del mundo

Instagram parece tenerlo más claro, andando en fase de pruebas para eliminar los 'me gusta' de las vista pública en varios países como Canadá, Italia, Brasil o Nueva Zelanda. De nuevo, el objetivo es "sanear" los contenidos, intentando que su impacto y relevancia no se base en los me gusta que han dado otros usuarios.

Tras su gran resideño, que por ver si Twitter cambia o no los botones de 'fav' y 'rt', algo que podría cambiar por completo la forma de interactuar con la aplicación y compartir el contenido. Expertos del MIT plantean, como idea, el permitir el retweet tan solo cuando el usuario ha pulsado en el enlace. No es ninguna panacea, pero sin duda deja claro un enfoque

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir