"La gente no tiene vergüenza": hay quien usa la cuenta de donaciones de VLC para pagar suscripciones como Spotify

"La gente no tiene vergüenza": hay quien usa la cuenta de donaciones de VLC para pagar suscripciones como Spotify
17 Comentarios
HOY SE HABLA DE

En los últimos meses, no paramos de hablar de estafas online, perpetradas de base con el envío de SMS fraudulentos que se hacen pasar por entidades bancarias, empresas de paquetería o grandes comercios. También se han disparado los casos de ransomware. Pero lo que no podíamos imaginar es que la organización VideoLAN, desarrolladora del mítico reproductor VLC, también iba a sufrir algo parecido, y de la forma más vergonzosa.

A través de Twitter han anunciado una práctica que están sufriendo mucho con su cuenta bancaria para donaciones:

"¿Pensabas que la gente podía caer más bajo? Pensaste mal: la gente está usando nuestro IBAN de donaciones de nuestra página de contribución para pagar sus suscripciones de servicios."

Como vemos, VideoLAN se queja de que haya personas suscribiéndose a suscripciones utilizando el número IBAN de la cuenta de suscripciones, que tienen publicado en su web oficial.

En plena fatiga de la suscripción, vorágine de sinvergüenzas

Vlc 4

En el hilo que han hecho desde VideoLAN, muestran en primer lugar una prueba de un extracto bancario de la suscripción. En concreto, 14,99 euros en concepto de Le Telegramme, un periódico francés que, efectivamente, cuesta 14,99 euros al mes. Sin embargo, la cosa no queda ahí, pues dicen que la suscripción que han mostrado sobre este medio es solamente un ejemplo de muchos. "Teníamos LinkedIn, Deezer, Spotify, Le Monde y muchos otros...", repasan en otro tuit en respuesta a otro usuario que reprochaba a Le Telegramme que fuera su culpa.

Lo que denuncian desde VideoLAN no es a los servicios que están activando la suscripción, sino a los bancos que no revisan las autorizaciones (supuestamente firmadas, dicen). "Por supuesto que podemos solicitar un reembolso y bloquearlo, pero es uno a uno", lamentan desde la organización. Pese a que con la norma SEPA casos así no deberían existir, al final ocurre. Otro usuario recuerda en el hilo que "ni una sola vez los bancos verificaron una configuración de domiciliación bancaria, e hice bastantes".

El hilo acaba con un triste "La gente no tiene vergüenza", y es bastante lamentable que esto se haga no contra empresas ricas, sino contra una organización que vive de donaciones gracias a su trabajo desinteresado en un producto que usan millones de personas en múltiples plataformas. Es a esas donaciones a las que se ataca con un cobro de este tipo.

Temas
Inicio