Publicidad

El gobernador de Luisiana declara el estado de emergencia tras un ransomware que ha afectado a varios distritos escolares

El gobernador de Luisiana declara el estado de emergencia tras un ransomware que ha afectado a varios distritos escolares
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Llevamos varios meses presenciando ataques informáticos a ciudades estadounidenses, que han desencadenado que en Baltimore hayan tenido que desconectar la red informática o que la pequeña ciudad de Riviera Beach vote a favor pagar 600.000 dólares en bitcoins a un grupo de hackers.

En esta ocasión parece que estamos ante un caso parecido, y el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, ha tenido que declarar el estado de emergencia tras un ciberataque a varios sistemas

Redes informáticas caídas y archivos cifrados

En Estados Unidos existen los llamados “distritos escolares”, que son responsables de la administración de todas las escuelas públicas de una determinada zona (puede ser un municipio entero o parte del mismo).

Estos distritos escolares equivalen a un condado o a una ciudad (es un cuerpo político único) y tienen diversos poderes (por ejemplo, encargarse de cobrar impuestos).

Tres distritos escolares de Luisiana (Sabine, Morehouse y Ouachita) han sido atacados con un ransomware esta semana. Las redes informáticas de estos distritos están caídas, pero lo más preocupante es que han cifrado los archivos y ahora son inaccesibles.

Al declarar el estado de emergencia, el gobernador de Luisiana puede disponer de recursos estatales y así ayudar a los distritos afectados. Esto incluye la asistencia de expertos en ciberseguridad de diferentes organismos de los EEUU.

9ef6d495 545f 4c28 92c8 61446613269d
Es la segunda vez que el gobernador de un estado declara el estado de emergencia

Esta es la segunda vez que un gobernador de un estado tiene que declarar el estado de emergencia como respuesta a un ramsomware o algún tipo de ciberataque.

La primera vez fue en Colorado, en febrero del año pasado. En aquel momento, el Departamento de Transporte del estado se vio obligado a cerrar sus operaciones tras haber sido infectados con el ransomware SamSam.

A diferencia de los otros casos (que comentamos al principio de este artículo), en el caso de Luisiana desconocemos qué cantidad de dinero han pedido los hackers para liberar los equipos y archivos afectados.

Tendremos que esperar para saber si mediante la ayuda estatal consiguen revertir esta situación o si finalmente tendrán que negociar con los atacantes para recuperar toda la información secuestrada.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir