Google Inbox renace de sus cenizas a través de Shortwave: un cliente idéntico desarrollado por extrabajadores de Google

Google Inbox renace de sus cenizas a través de Shortwave: un cliente idéntico desarrollado por extrabajadores de Google
2 Comentarios

Ya hace tres años que Google Inbox desapareció de nuestras vidas. El cliente de correo que vino para dar lecciones sobre cómo debería funcionar una aplicación de e-mail fue querido por muchos, incluso después de todas las novedades que llegaron a Gmail inspiradas en el propio Inbox. Sin embargo, aún no está todo perdido. Y es que algunos extrabajadores de Google han creado Shortwave, un cliente prácticamente idéntico a Inbox.

La startup ha desarrollado un cliente con todas las funciones populares de Google Inbox. Se trata de una capa que irá encima de Gmail, por lo que aún necesitaremos de nuestra cuenta de Google para tener acceso a esta nueva propuesta.

Shortwave es la vuelta de Inbox

Cateogiras

Entre las características más destacadas que regresan tenemos la categorización de correos, marcando automáticamente nuestros mails en forma de 'actualizaciones', 'promociones', 'social', y más. Además, los correos se ordenan también por año.

Otra función muy querida y que está de vuelta en Shortwave es la de marcar como leído múltiples e-mails con tan solo un click. Las categorías en Shortwave se encuentran en una sola página, por lo que nos será más cómodo borrar los elementos que no queremos.

Shortwave se centra en la productividad, y esto se puede ver claramente al entrar por primera vez en su interfaz, ya que todo lo que necesitamos se encuentra de forma clara y bien diferenciada en una sola página. A un lado tenemos las categorías y nuestros contactos, mientras que en la parte derecha nos encontramos con la bandeja de entrada. El buscador situado en la parte superior es también bastante potente, ya que podemos acceder de una manera muy rápida a nuestras búsquedas. Además, también tenemos una forma muy fácil de silenciar las notificaciones si pulsamos sobre el icono de nuestro perfil.

Para instalar Shortwave, tenemos varias opciones. En primer lugar, podemos acceder vía web a través de nuestra cuenta de Google. Nos pedirá ciertos permisos que debemos de aceptar para sincronizar nuestra cuenta de Gmail, y una vez concedidos, ya podemos empezar a disfrutar de Shortwave. Por otro lado, podemos descargar su cliente PWA a través de un navegador basado en Chromium.

Shortwave cuenta también con versión para dispositivos móviles, aunque la experiencia nativa únicamente se encuentra disponible de momento en iOS. Los usuarios de Android se pueden apuntar a la beta a través de este enlace, aunque la app para este sistema se encuentra aún en una fase temprana de desarrollo.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio