La gran muralla China de Internet crece para restringir la "competencia desleal" y limitar los datos que las empresas manejan

La gran muralla China de Internet crece para restringir la "competencia desleal" y limitar los datos que las empresas manejan
1 comentario

El gobierno de China ha anunciado nuevas medidas que restringirán el poder de las grandes tecnológicas. Según la agencia del Gobierno chino que se encarga de regular la competencia, evitar el monopolio y proteger la propiedad intelectual, la nueva normativa persigue acabar con la competencia desleal y limitar el uso que dan las empresas a los datos de los usuarios.

A primera vista pareciera que estas medidas están más dirigidas a 'proteger' (en teoría) al usuario chino de las grandes compañías tech (tanto las internacionales como las tecnológicas globales) que a aislar (más aún) al usuario chino de la Internet mundial.

Aún así, conociendo la historia de este país, de su capacidad de control que ejerce sobre la ciudadanía del país, y de cómo ha usado sus normas para perseguir a grupos, es difícil saber exactamente en qué derivará la implementación de estas leyes.

El borrador presentado hoy está abierto a los comentarios del público antes del 15 de septiembre, por lo que no es definitiva. Aún así, los gigantes de Internet han vivido una fuerte caída de las acciones con este anuncio.

Los operadores de Internet no podrán facilitar la competencia desleal

china

Una de las medidas más destacadas de las anunciadas hoy por el State Administration for Market Regulation (SAMR) o Administración Estatal de Regulación del Mercado es que los operadores de internet no deben implementar ni facilitar la implementación de una competencia desleal en internet, interferir en el discurrir natural de la competencia, ni influenciar las transacciones justas del mercado, según el texto presentado.

Por otro lado, los operadores no podrán interferir en el tráfico en internet ni influenciar de ninguna forma las elecciones tomadas por los usuarios. Es decir, el regulador afirma que los operadores comerciales no deben utilizar datos o algoritmos para secuestrar el tráfico o para llegar a influir en las decisiones de los usuarios (prácticas comunes como por ejemplo en el caso de Amazon). Tampoco podrán utilizar tecnologías para captar o utilizar ilegalmente datos de otros operadores comerciales.

También se prohibirá a las empresas crear o difundir información engañosa para dañar la reputación de sus competidores y tendrán que poner fin a prácticas de marketing como las reseñas o los cupones falsos. Los bautizados como 'sobres rojos' —incentivos en forma de dinero para que los clientes dejen valoraciones positivas en las webs de ventas— también estarán prohibidos.

No hay que olvidar que empresas como Alibaba, Tencent o Baidu han protagonizado grandes multas en los últimos años en su país de nacimiento por prácticas como inversiones o compras que podían ir derivar en monopolios y esta legislación parece fortificar la presión contra los gigantes. También contra las firmas extranjeras que operan en el país asiático.

Límite en el uso de los datos de la ciudadanía que las empresas manejan

china

Por otro lado, aunque el gobierno chino es famoso por su gran sistema de vigilancia y por su uso de las tecnologías para manejar grandes cantidades de datos privados de la población del país (e incluso de presuntamente conseguir la información a través de compañías de origen chino de forma irregular), en su nuevo texto también limita el uso que las tecnológicas pueden dar a la información generada por los usuarios.

Aunque por ahora solo, la limitación del uso de datos será principalmente para que no usen la información para dañar la reputción de otras empresas o para mejorar su reputación "mediante procedimientos ilícitos".

Por ahora falta ver si los resultados son realmente a favor del consumidor y la ciudadanía en general o para refozar el gran control que tiene el gobierno sobre la economía, como demostró con su injerencia en las monerdas bitcoin. Por otro lado, cuando hablamos de competencia desleal, cabe recordar que este ha sido un concepto utilizado en muchos casos por China para ejercer proteccionismo sobre sus tecnológicas.

Temas
Inicio