Compartir
Publicidad
Publicidad

La fiscalía pide prisión provisional para el youtuber que le dio galletas con dentífrico a un sintecho

La fiscalía pide prisión provisional para el youtuber que le dio galletas con dentífrico a un sintecho
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La broma de darle galletas con dentífrico a un sintecho le va a salir cara al youtuber ReSet. Esta tarde, una jueza ha decretado libertad bajo una fianza de 2.000 euros para el chaval. Y tiene que dar gracias, porque la resolución ha rebajado la petición de prisión provisional eludible con una fianza de 6.000 euros de la Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación.

Tal y como recoge ElDiario.es, la titular del Juzgado de Instrucción 33 de Barcelona también le ha prohibido salir de España, ha pedido que se le retire el pasaporte, y exigido que realice comparecencias periódicas en sede judicial. Tampoco podrá acercarse a su víctima mientras dure el proceso judicial.

Como ReSet había decidido eliminar por cuenta propia retirar el vídeo una vez desatada la polémica la Fiscalía no ha pedido ninguna medida contra su canal de YouTube, por lo que no tendrá que cerrarlo y no se le impedirá que siga teniendo presencia en la red.

Sin embargo, en el caso de que volviese a subir el vídeo sí que se podría solicitar la aplicación de más medidas cautelares en su contra. El joven ha decidido acogerse a su derecho de no declarar y tampoco ha querido hablar con ningún periodista. El sintecho por su parte no ha podido ser localizado, por lo que tampoco ha podido declarar.

El youtuber que se pasó de la raya

La polémica saltó en enero cuando ReSet, un youtuber especializado en retos que le piden sus suscriptores y con más de un millón de seguidores, decidió gastarle una broma a un sintecho. En tono humorístico decidió darle galletas con dentífrico a cambio de pagarle 20 euros, y mientras el hombre se las comía hizo comentarios como "Eso le ayudará a limpiarse los dientes".

La Guardia Urbana lo acabó denunciando por un presunto delito de trato degradante y menosprecio de la dignidad y la integridad moral de alguien en riesgo de exclusión, con el agravante de haberlo difundido en Internet. El 22 de enero el youtuber pidió disculpas después de haber desatado una auténtica tormenta mediática con miles de personas e incluso otros youtubers criticándole.

En cualquier caso, el proceso judicial sigue abierto y parece que la Fiscalía está siendo dura con él, por lo que queda por ver cual acaba siendo la sentencia definitiva. Lo que queda claro es que viendo lo serio que se ha vuelto el asunto, es posible que la pena que se le imponga ayude a disuadir que otras personas acaben decidiendo realizar acciones parecidas en busca de su minuto de fama.

Vía | ElDiario.es
En Magnet | El chaval que le dio galletas con dentífrico a un sintecho representa todo lo que está mal con los youtubers

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos