La Policía Nacional cierra un servicio IPTV con el que 166 bares veían LaLiga

La Policía Nacional cierra un servicio IPTV con el que 166 bares veían LaLiga
4 Comentarios

La Policía Nacional ha anunciado que está inspeccionando 166 establecimientos por distribución ilícita de señal de televisión de partidos de fútbol. Los establecimientos están repartidos por muchas ciudades de toda España: Sevilla, Málaga, Córdoba, Zaragoza, Valladolid, Murcia, Palma de Mallorca, Gijón, Madrid, Vigo, Las Palmas, Bilbao y Barcelona.

Los 166 imputados figuran como presuntos responsables de un delito contra la propiedad intelectual. La Policía Nacional calcula que el perjuicio económico ocasionado a los titulares del contenido audiovisual, distribuido ilegalmente, asciende a más de 1.000.000 de euros.

Investigación tras una denuncia de LaLiga

La investigación se inició en enero de 2022 tras una denuncia interpuesta por LaLiga contra establecimientos de hostelería de diferentes ciudades españolas. La denuncia era por la posibilidad de que estuvieran distribuyendo ilícitamente la señal de partidos de fútbol de equipos españoles, sin la autorización de los propietarios de dicho contenido.

Hay que recordar que hace poco se supo que LaLiga ha usado en el pasado herramientas ilegales para saber qué bares emiten contenidos en estas circunstancias. Las personas que hace 4 años tenían instalada en el móvil la app oficial de LaLiga para estar al tanto de las novedades de las competiciones de fútbol, posible que activaran también una función que convertía el móvil en 'espía' para la Liga de Fútbol Profesional. Ya hay una sentencia al respecto que multa a LaLiga. Ahora no se sabe que suceda algo similar, pero vemos que tampoco sería la primera vez.

Las retransmisiones ilegales en partidos de fútbol, así como en cualquier otro deporte, es algo que lleva años perjudicando a LaLiga y demás instituciones. Por ello, forma en detectar y tumbar aquellos dominios web que ofrecen los partidos de manera gratuita ha evolucionado considerablemente. La última de sus tecnologías es Blackhole. Entre sus tareas se encuentra la de extraer información de las plataformas de IPTV y Cardsharing, junto con el listado de servidores que hacen funcionar los sitios web.

En el transcurso de la investigación los agentes llevaron a cabo las comprobaciones oportunas de los establecimientos comerciales que emitían partidos de fútbol de las competiciones La Liga Santander y UEFA Champions League. Según información oficial, en el operativo se inspeccionó de manera coordinada a todos los operativos.

Tras esto, "se desarticuló toda la infraestructura que permitía la visualización ilegal del contenido multimedia de pago" y se ha acabado con este servicio.

Delito contra la propiedad intelectual

fútbol

A los titulares de los establecimientos comerciales investigados, se les imputa un delito contra la propiedad intelectual como presuntos responsables de distribuir el contenido audiovisual de manera fraudulenta. Lo que se sabe es que los bares accedían de manera ilícita a contenido protegido emitido por canales codificados, a través de decodificadores o microcontroladores. La disputa entre LaLiga y las plataformas que muestran el fútbol gratis es histórica.

"Con esto obtenían un beneficio económico fraudulento, ya que ofrecían la posibilidad de ver eventos deportivos, únicamente emitidos a través de canales codificados que les hacía poseedores de un servicio extra que otros establecimientos no ofrecían". Para los titulares del contenido audiovisual originales se calculan pérdidas de 1.066.386 de euros.

Los abogados que dicen lo contrario

futbol

Dicen desde el bufet de abogados Almeida que ni en España ni en Europa el fútbol tiene derechos de autor. El Cuerpo Nacional de Policía no debería trabajar para la Liga: no hay delito contra la propiedad intelectual.

De hecho, este grupo de abogados recuerda que "la única aplicación ilícita fue la que desarrolló la Liga para monitorizar el fútbol en los bares. Fue sancionada por la Agencia de Protección de Datos". Y con ello, añaden que si permitimos que los gerifaltes del fútbol censuren el software, la información se contará en campos de fútbol y no en gigas.

Eso sí, la diferencia entre que el fútbol sea propiedad intelectual o no son 6 años de cárcel para el dueño del bar. Según explican, los lobbies del fútbol en Europa quieren legislarlo, pero el fútbol sigue sin tener derechos de autor.

Temas
Inicio