Compartir
Publicidad

La banca Google siempre gana

<del>La banca</del> <ins>Google</ins> siempre gana
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mucho hemos hablado sobre los dos últimos grandes lanzamiento de Google, "Wave":http://www.genbeta.com/producto/google-wave y "Chrome OS":http://www.genbeta.com/producto/chrome-os, que están teniendo una acogida bastante pobre tras causar una gran expectación en sus respectivos anuncios. Que si "es una basura":http://www.genbeta.com/a-fondo/chrome-os-en-perspectiva-ha-apostado-bien-google, que si Google está perdiendo el norte, que si los productos son inusables... Probablemente afirmaciones todas con mucha razón, pero, desde mi punto de vista, a Google no le preocupa lo más mínimo esta acogida. Así que quitémonos la careta de usuario y pongámonos la de accionista para seguir con esta entrada.

Empecemos por la base: Google es una empresa que se dedica casi exclusivamente a vender anuncios en Internet, así es como empezó a ganar dinero y así es como va a seguir ganándolo por muchos años. Poco a poco, con un concepto inicial novedoso en su momento y con "compras estratégicas":http://www.genbeta.com/web/doubleclick-adquirido-por-google ha ido ganando la primera posición en el mercado de los anuncios online. Pero veamos el gráfico que "el propio Google corroboró esta primavera":http://www.scribd.com/doc/15064372/20090507-Google-and-Competition-Preso para entender cuál es la situación real.

La cuota de mercado en anuncios de Google

El gráfico se refiere a datos de Estados Unidos de principios de año, pero podemos extrapolarlos al resto del mundo occidental sin afectar al análisis. Como vemos, Google tiene un 30% de la cuota de mercado de los anuncios online, metiendo a todo el mundo que gana algo de dinero en este campo, ya sean soportes o intermediarios. Es decir, que de cada 10 euros que entra en publicidad en Internet, Google se lleva 3 euros. Ya sea por los anuncios que podemos ver al realizar búsquedas o, mucho más importante estratégicamente, los que vemos en millones de otros sitios que utilizan AdSense (como este) o el antiguo Doubleclick.

La realidad es que, en la web de hoy, Google gana dinero con cada persona que se conecta a Internet. Es cierto que ganará más o menos dependiendo de las páginas que visites, pero casi siempre vas a aumentar los ingresos de Google. Además, mirando a la otra tarta de la gráfica, Internet aún es ridículamente pequeño comparado con los soportes publicitarios tradicionales, si bien todo apunta a que va a seguir ganando terreno a los demás.

En esta situación, está claro por qué Google tiene como objetivo que uses Internet para todo. La mejor manera conseguirlo es seguir desarrollando productos web que te aten un poquito más a la nube y que, sobre todo, te liberen de ese mundo offline dónde Google no tiene ganancias. Así, mientras la mayoría de los ingenieros de Google gastan el 80% de su tiempo en la empresa desarrollando o manteniendo algo relacionado con AdSense y derivados, tienen el famoso 20% que siguen trabajando pero en proyectos escogidos personalmente. De esta forma cubre la parte creativa: cientos de los mejores desarrolladores web remando en todos los sentidos interesantes.

El plan de dominación mundial

De esta fábrica de ideas Google está intentando cambiar la web desde todos los frentes para que sea más accesible, más rápida o más potente. En las últimas semanas, Google ha presentado "un servidor de DNS":http://www.genbeta.com/actualidad/google-public-dns-otro-paso-mas-en-la-conquista-de-la-red, "un protocolo para acelerar Internet:http://www.genbeta.com/actualidad/spdy-google-quiere-un-internet-mas-rapido, "un lenguaje de programación eficiente a la par que amigable":http://www.genbeta.com/actualidad/google-lanza-go-su-lenguaje-de-programacion que seguro que será la base para un framework web, "un sistema operativo para acceder a Internet en segundos":http://www.genbeta.com/producto/chrome-os, "un servicio web molón que nadie comprende":http://www.genbeta.com/producto/google-wave, etc... Y no olvidemos otros proyectos también jóvenes como el propio "Google Chrome":http://www.genbeta.com/producto/google-chrome o "Android":http://www.genbeta.com/producto/android.

El único factor común de todos estos proyectos, además de estar relacionados con la web, es que son gratuitos y abiertos: cualquiera puede usarlos, modificarlos o implementarlos; o se basan en estándares ya implementados. Esta decisión aumenta el valor del producto, rebaja la barrera de entrada al mismo y arrasa con casi cualquier competencia que intente cobrar para subsistir. Pero, como bonus, sirve como excusa a una posible demanda de monopolio, algo que desde Google tienen claro que deben evitar después de la historia de Microsoft.

Resulta muy interesante comparar esta estrategia con su principal competidor para comprobar cómo la política de las empresas marcan estrategias tan diferentes. Desde Microsoft siempre se han jactado de que ellos no buscan tanto hacer software final sino plataformas sobre las que otros desarrollan sus productos. En ese paradigma, quién controla la plataforma controla todo, si es cerrada y nadie más puede ofrecerla puedes sacar tajada económicamente (Windows y Office se me vienen a la cabeza). Microsoft ha estado bastantes años en una posición muy cómoda pero que, por desgracia para ellos, derivaba en un monopolio que les ha causado algún pequeño problema con las autoridades públicas.

Pero hay algo peor que estar acosado por monopolio: que aparezca otra plataforma que te amenace. Y esa plataforma es Internet. En Redmond no supieron tratar con ella desde el principio y ese enorme traspiés inicial va a pesarle durante mucho tiempo. Y aunque Internet, como plataforma abierta y, por ahora, neutral, es difícil de controlar por una empresa, Google ha conseguido estar presente en un trocito de casi todas las web. Si hasta las búsquedas hechas mediante Bing le reportan indirectamente una buena cantidad de dinero...

El hall de Google

Volviendo a los productos de Google, como no espera ningún beneficio directo de estos productos, la estrategia no se resiente si alguno de ellos (o todos) fracasan. De hecho, Google cuenta con que muchos de estos proyectos no van a ser exitosos. Si tienen éxito, evitan que cierta empresa tenga el poder sobre una plataforma y añaden usuarios a la web (a SU web). Si no lo tienen, da igual que uses Firefox o Chrome, Android o iPhone, Windows o Chrome OS, si eso significa que vas a estar más tiempo en la web Google gana.

Al cubrir tantos escenarios y tantas posibilidades, Google está jugando una partida que sabe que va a arrasar de antemano. Su único punto débil es su bastión de anuncios (y búsquedas), el único que mantiene y mantendrá cerrado. Google Wave o Chrome OS hay que analizarlos desde lo que son: juguetitos para geeks hechos por geeks, de los que comercialmente no se espera nada.

Mientras tanto, poquito a poquito, la web se va concentrando peligrosamente en unos pocos nodos, cosa que no facilita para nada "proteger la libertad de la red":http://www.genbeta.com/actualidad/en-defensa-de-los-derechos-de-los-ciudadanos-en-internet. A pesar de que usemos sus productos y de que nos resulten atractivos... ¿a quién no le preocupa (un poco) el poder que le vamos dando a Google?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos