Compartir
Publicidad
Publicidad

ZeroMail, la beta de 100 dólares y la fiebre del "inbox cero" (¿o era locura?)

ZeroMail, la beta de 100 dólares y la fiebre del "inbox cero" (¿o era locura?)
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Comprarías una licencia para una beta de una aplicación web que acaba de salir, que cuesta 100 euros y para la que ni tan siquiera tienes periodo de prueba y todo lo que puedes ver de ella es una demo? Lo dudo, pero en ZeroMail parecen creer que sí.

La aplicación pretende convertirse en un asistente personal virtual para tu correo electrónico. La idea de ZeroMail es automatizar en la medida de lo posible todas tus bandejas de entrada, de tal manera que el sistema seleccione qué es lo interesante y qué es lo que no para que después el usuario, cuando entre a su correo, lo encuentre ya organizado y sepa por dónde empezar a meterle mano. ¿Vale esto 100 euros? Para muchos sí, algo que sin duda es un problema.

Cuando el e-mail no funciona: la solución de ZeroMail

Groups ZeroMail

Es obvio que el correo electrónico, que nos ha ayudado a muchas cosas, se ha convertido en una carga para muchos usuarios, especialmente en el plano profesional. En todos los cursos de productividad que veáis por ahí o a los que acudáis se repetirá como un mantra que el e-mail es un ladrón de tiempo, que se convierte en el mayor enemigo para la productividad después de las redes sociales. Pero con una diferencia fundamental: en las redes sociales generalmente todo el mundo se da cuenta de que no está haciendo lo que debe, mientras que con el correo tenemos el peligro de creer que estamos haciendo nuestro trabajo (y no para muchos ese consiste en responder al e-mail).

No hace mucho en tiempo real, pero sí hace mucho en “el tiempo según internet”, Google presentó Wave cómo la evolución del e-mail, el correo electrónico reinventado, despojado de todas sus lacras. Era un farol, como vimos: Wave tenía muchas cosas buenas (que después se están incorporando a otros productos de Google), pero no acababa ni con el spam, ni con los correos demasiado largos, ni con mil avisos de poca importancia debajo de los que hay enterrados algún mensajes vitales ni con… cientos de pequeños detalles más que han hecho nuestras bandejas de entrada irrespirables.

ZeroMail

¿Qué puede hacer que una aplicación web valga 100 euros (a juicio de sus creadores) y que algún usuario se lo plantee? Pues algo tan simple como unas cuantas características que busquen facilitar la gestión de ese ladrón de tiempo:

  • Permitir manejar multiples cuentas desde un mismo lugar con una interfaz minimalista.
  • Organizar los avisos de grupos y listas de correo juntos.
  • Incluir automáticamente todos los correos que lleguen de redes sociales como notificaciones y que de un vistazo sepamos cuántos pendientes hay..
  • Agrupar todas las newsletters en una columna y permitir desuscribirse de ellas con un simple click, sin salir del gestor de correo.
  • Posibilidad de convertir cada correo en tareas.
  • Evitar que cada correo venga escrito con fuentes diferentes haciéndolos más legibles.
  • Añadir los perfiles sociales de cada usuario.
  • Aportar analítica de uso del mail y de los mensajes que recibimos para seguir mejorando su gestión

¿Es suficiente para el precio que pide? ¿Crear una bandeja de entrada común e inteligente vale 100 euros sin tener derecho a probarla antes? Los creadores de ZeroMail piensan que sí, que los clientes de correo se quedaron atrapados en los 90 y que su aplicación consigue todo lo contrario. Personalmente, aunque tiene muy buena pinta, creo que lo que sí es de otro tiempo es pedir fe ciega al usuario en vez de apostar por un modelo freemium con limitaciones para los que no quieran pagar y, después, una cuota mensual (aunque a la larga saldrá más cara, seguro).

Otras maneras de organizarse en busca de “la bandeja a cero”

Organizer inbox

“Inbox Zero” es un término acuñado por Merlin Mann, creador de 43 Folders, y que apostaba por cambiar la manera en que gestionamos habitualmente nuestro correo electrónico para evitar que ocupase nuestra vida. Aunque el “inbox zero” original hacía más tiempo a cuánto espacio ocupaba el e-mail en nuestra cabeza en vez de al número de correos que había en la bandeja de entrada, lo cierto es que el término ha desembocado en una especie de obsesión por conseguir domar al sistema de correo electrónico que usemos.

En los últimos años, esa fiebre por la bandeja a cero ha desembocado en la creación de varios sistemas y herramientas para mejorar el correo electrónico:

  • Ahí, por ejemplo, lo intentó Google en Gmail con su priority inbox, que “prometía” seleccionar por nosotros los mensajes más importantes para que entrar en nuestra cuenta no se convirtiese en tiempo y tiempo perdido. Sin embargo, la poca inteligencia del sistema para automatizar el correo desde un primer momento (justo lo que promete ZeroMail) anulaba las virtudes de la nueva bandeja de Gmail.
  • También tenemos a quienes, conscientes de que el “inbox zero” no es un objetivo sencillo, han apostado por convertirlo en un juego. 0Boxer o The Email Game quieren hacer divertida la tarea de procesar la bandeja de entrada. Que el correo electrónico sea divertido de nuevo… ¿Lo fue alguna vez?
  • Las extensiones para GMail se han convertido en el caldo de cultivo ideal para esa búsqueda de un correo productivo. Taskforce consigue añadir un buen gestor de tareas a la bandeja de entrada de nuestro correo de Google (para quien GTasks es sólo una pequeña diversión, no algo serio). Otra que tal es ActiveInbox, que convierte nuestro GMail en un gestor avanzado de tareas GTD. OtherInbox se acerca al planteamiento total de ZeroMail… sin pasar por su abultado coste
  • Otros se han centrado sólo en intentar que evitemos mirar el correo cada cinco minutos en busca de algo urgente o en tratar de que, por ejemplo, volver de vacaciones no implique lidiar con un e-mail desbocado. Es el caso de AwayFind.
  • Claro que finalmente también hay quien apuesta por el método contrario: olvidarte del contador de correos sin leer y apostar por la bandeja de entrada infinita, de manera que sólo atiendes a los correos que de un vistazo te parecen más importantes y vas dejando el resto sin leer. ¿Que se te pasará algo importante? Seguramente quien te lo haya enviado insista.

Son algunos ejemplos de muchos otros que ya existen. Surgen cada mes y seguirán surgiendo otras alternativas y herramientas para dominar el correo electrónico, aunque quizás lo que siga faltando sea eso en lo que Google intentó acertar: reinventar el e-mail o sustituirlo por algo nuevo más productivo y menos agobiante.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos