Compartir
Publicidad
Publicidad

Bittorrent VS Emule VS Descarga Directa, tercer round

Bittorrent VS Emule VS Descarga Directa, tercer round
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos con el especial de P2P y Descarga Directa que "empezamos hace dos días":https://www.genbeta.com/2008/08/18-bittorrent-vs-emule-vs-descarga-directa y que "continuamos ayer":https://www.genbeta.com/2008/08/19-bittorrent-vs-emule-vs-descarga-directa-segundo-round, siendo esta la tercera parte. Aquí hablaré de la sencillez relativa de estos métodos, del impacto en la descarga al reanudarla y de los diferentes extras que podemos disfrutar con cada uno de ellos. Si quieres leer todo esto y algo más, después del salto.

h2. Sencillez

Desde el punto de vista de un usuario novel, la oferta de eMule es más atractiva que cualquier otra porque lo ofrece todo sin necesidad de acudir a ningún navegador, requisito casi indispensable de las otras dos alternativas. Doble click y empieza a descargarse, y cuando termina tenemos exactamente el archivo que queremos.

Con Bittorrent es necesario el uso de un navegador para encontrar los archivos, por mucho buscador integrado que tengamos no funciona igual que el de eMule y es mucho más limitado. Eso sí, al final casi siempre tenemos el archivo completo, aunque ya me ha pasado varias veces lo de encontrarme con un archivo en varias partes (sobre todo si viene de usenet).

Las descargas directas también necesitan de un navegador que le suministre los enlaces, y casi siempre acabaremos con un archivo comprimido descompuesto en varias partes, para bordear las limitaciones impuestas. Así que al tiempo de descarga habrá que añadirle el de descompresión, normalmente no mucho, pero que añade de todas formas una ligera barrera al requerir de un paso más.

Antes de proclamar un vencedor claro, hay que tener otro factor en cuenta del que hablaremos mañana: la configuración. Es algo que afecta a eMule y a Bittorrent, ya que pueden no funcionar a la primera, y puede que necesiten de la apertura de puertos, por ejemplo. La descarga directa, como es una simple descarga HTTP desde un servidor, se libra de esta parafernalia.

Igualmente, no existe un gestor para descargas directas que sea estándar de facto, así que la experiencia varía muchísimo de uno a otro. Si no elegimos bien o si no usamos ningún gestor, puede que tengamos que bajarnos enlace por enlace, lo que hará eterna la descarga de un archivo partido en muchas partes. Si escogemos bien (y esto da para más de un artículo posterior) es evidente que es mucho mejor copiar todos los enlaces y que el gestor se pelee con cada uno de ellos automáticamente.

Por esto último, entre otras cosas, a un usuario totalmente novel le recomendaría empezar por eMule, así que desde mi punto de vista quien acaba ganando este apartado es eMule.

h2. Reanudación

Siguiendo con el control que las aplicaciones nos ofrecen sobre nuestras descargas, es muy importante tener en cuenta qué consecuencias tendrá no descargar un archivo de una vez, sino reanudándolo posteriormente.

Si analizamos una descarga vía eMule o Bittorrent, veremos que la velocidad sigue una forma de campana: al principio va bastante lento, luego va cogiendo velocidad hasta alcanzar un máximo, y al final vuelve a bajar para completar la descarga a velocidades bastante bajas. Es decir, cada vez que paremos y reanudemos una descarga perderemos la inercia y tendremos que sufrir esa progresiva aceleración, hasta alcanzar una velocidad aceptable minutos y hasta horas después.

Con la descarga directa la velocidad es siempre la misma: el impacto de una parada y su posterior reanudación es mínimo. De la misma manera que podemos controlar con mayor detalle la velocidad, tenemos la posibilidad de parar la descarga cuando lo necesitemos sin hipotecar la velocidad posterior.

Lo que es más, si antes decía que a las Descargas Directas habría que añadirle al tiempo de descarga el de descomprensión, las otras dos alternativas tampoco se libran del tiempo extra. Dado que por la naturaleza de las aplicaciones P2P es más fácil corromper un archivo que con la clásica descarga, es necesario añadir una comprobación de integridad después de bajar cada uno de los segmentos, lo que puede añadir varios minutos si la descarga es grande. Esto se aplica especialmente a Bittorrent, que al iniciarse y reanudar una descarga vuelve a comprobar todo el archivo, y a veces se hace dolorosamente lento.

En definitiva, este punto hay que dárselo a la descarga directa, no creo que haya mucha discusión. Quizás lo único discutible es si es importante o no: yo lo tengo muy claro, ya he tenido la sensación muchas veces de querer ver bien un vídeo de Youtube o alguna otra cosa y no poderlo hacer porque necesitaba esa descarga de torrent ya y no quería perder la buena velocidad que llevaba. Así que para mí es un punto a tener en cuenta.

h2. Extras

Una genial ventaja de las redes Bittorrent (que se puede emular con las otras, pero es mucho más difícil), es que una buena parte de los clientes han integrado soporte para RSS, lo que se traduce que podemos empezar a descargar incluso sin que se lo digamos. Es decir, que si dejamos nuestro ordenador encendido y le añadimos la fuente RSS de House a nuestro cliente Bittorrent, nuestro ordenador se bajará cada semana el capítulo correspondiente tan rápido como salga. Si seguimos las series al ritmo americano, es algo que realmente merece la pena.

Otro extra que suelen incluir los clientes Bittorrent, así como eMule si lo configuramos bien, es el control remoto, es decir, controlar desde otro ordenador las descargas de casa. También existen alternativas para la descarga directa dependiendo de la aplicación que usemos, e incluso podemos hacerlo directamente por SSH para los usuarios más avanzados, pero la sencillez creo pertenece a Bittorrent/eMule en este aspecto.

Hay muchas más opciones que varían entre clientes, que van desde canales IRC integrados a pseudo-buscadores en clientes Bittorrent. Por razones dispares no me parecen tan útiles como los dos comentados anteriormente, al menos no para la mayoría de usuarios.

Frente a esto, las descargas directas no podrían tener menos opciones: solo hacen una cosa y ya está. Así que está claro que Bittorrent es el que, por su naturaleza, te ofrece más valor añadido en forma de extras, y en el futuro parece que va seguir así. Finalmente, eMule contiene algunos extras interesantes pero creo que no puede seguir el ritmo de Bittorrent.

h2. Final de la tercera parte

Con el artículo de hoy he cruzado el ecuador de este especial, así que estamos mucho más cerca del final, que según mis cálculos sería el viernes. Mañana hablaré sobre la configuración, de las ISP y de los creadores de contenidos, y posiblemente de alguna cosa más. Por supuesto, si crees que debo hablar de algún aspecto más, déjalo en los comentarios que lo leeré y, si puedo, lo incluiré.

Actualizado: "Sigue aquí la cuarta parte":https://www.genbeta.com/2008/08/21-bittorrent-vs-emule-vs-descarga-directa-cuarto-y-ultimo-round.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos