Publicidad

macOS Big Sur 11.0: Apple dice adiós a casi dos décadas de Mac OS X

macOS Big Sur 11.0: Apple dice adiós a casi dos décadas de Mac OS X
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Desde 2001, Apple venía bautizando a su sistema operativo como Mac OS X. Desde Cheetah, la versión 10.0, los sistemas que vinieron se apoyaban en ese número básico. Incluso Catalina, la última versión hasta este lunes, que cambió a macOS y seguía siendo una versión 10.X; concretamente la 10.15.

Esta nomenclatura, sin embargo, se despide tras casi dos décadas de historia con macOS Big Sur 11.0. La nueva versión del sistema que llegará con un nuevo diseño y transición a chips de Apple, entre otras novedades, supone claramente una nueva etapa para los de Cupertino.

Big Sur no ha sido la versión de macOS 10.16, sino la 11.0

Adiós 10.X, hola 11.X

Chip de Apple

En la Conferencia Mundial para Desarrolladores de Apple 2020 que este año se ha realizado sin público y previamente grabada, con un destacado trabajo de producción detrás, la última gran actualización para los ordenadores de sobremesa y portátiles de Apple no ha llegado como la versión 10.16, sino como la 11.0.

Esto supone un cambio importante a la altura de la transición que se avecina en los equipos de la manzana mordida: como se venía especulando desde hace meses, sus Mac usarán procesadores ARM de Apple próximamente. Los de Cupertino dicen adiós a Intel y a la arquitectura x86 que han venido usando a lo largo de los últimos 15 años.

Los de Cupertino dicen adiós a Intel y a la arquitectura x86 que han venido usando a lo largo de los últimos 15 años

Una transición, la cuarta tras el salto a PowerPC, después a Mac OS X y finalmente a los procesadores de Intel, que "ayudará a hacer el Mac mejor que nunca", según han destacado en la presentación llevada a cabo durante esta WWDC 2020. Han prometido que será suave, han anunciado que todas las aplicaciones nativas del sistema ya están preparadas para ser utilizadas de forma nativa en los procesadores made in Apple, así como otras de terceros, como Final Cut Pro o Logic Pro.

Para adaptar el resto, los desarrolladores deberán usar xCode para recompilar el código de su software y obtener los binarios llamados "Universal 2", los cuales serán compatibles tanto con equipos basados en Intel como en los chips ARM de Apple. A esto se suma Rosetta 2, un componente que traduce de forma automática el código de aplicaciones Intel a código de aplicaciones para los chips de Apple, nuevos entorno de virtualización y la posibilidad de ejecutar en macOS aplicaciones de iOS y iPadOS.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios