Compartir
Publicidad
Publicidad

La polémica sobre la clave de AACS

La polémica sobre la clave de AACS
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ha sido una de las historias más comentadas los últimos días, así que no podíamos dejar pasar la oportunidad de hablar de ella. Me refiero a la polémica que ha surgido en Digg tras la publicación de una clave de proceso usada en el protocolo AACS.

Esta clave de proceso es un número de 128 bits que, mediante el programa correspondiente, permite el descifrado de discos HD-DVD, de forma que estos pueden ser copiados y, más importantes, pueden ser reproducidos en otros sistemas operativos donde no existe un reproductor "autorizado", como en Linux. El tema es que alguien envió a Digg una noticia con un enlace a una página que contenía esta clave y Digg recibió una carta de la AACS LA en la que se les pedía que quitaran el enlace a esa página, cosa que hicieron tras consultar a sus abogados. Una medida no muy extraña, ya que en caso contrario una demanda de esta asociación podría haber traído graves consecuencias para la página, además de ser una práctica habitual la de borrar contenido ilegal, pornográfico,...

Pero esto fue la chispa que hizo saltar a la comunidad de Digg, los miembros de la cual empezaron a enviar más noticias con esta clave y, aunque los administradores intentaron eliminarlos, llegó un momento en que la página principal de Digg estaba compuesta tan solo por noticias que incluían la clave. Ante esto, Digg, de la mano de su fundador Kevin Rose, publicó una nota en la que afirmaron que no iban a borrar más y que pasara lo que tuviera que pasar.

Como en el caso de DeCSS, que hacía algo parecido con los DVDs, usuarios de todo el mundo han reaccionado apelando a la libertad de expresión, publicando este número en multitud de formas: en páginas web (en 678000 en estos momentos), en dominios, tatuajes, camisetas,...

Si nos quedamos en la más estricta legalidad, tal como explican en la EFF, publicar la clave es ilegal, ya que constituye un objeto que permite saltarse una protección, cosa que la DMCA en Estados Unidos y el Código penal en España prohiben distribuir, y cualquier productora que se vea afectada podría demandar a todos los que la publiquen.

Ahora bien, yendo un poco más allá, esta clave no es más que un número de 128 bits, así que cabe plantearse, ¿se puede impedir la distribución de un simple número? En realidad este número, por si solo, no permitirá nada, y en cualquier otro contexto significará otra cosa. Sin olvidar, claro, que permite cosas como la reproducción de HD-DVD en Linux. Por tanto, ¿qué hacer? Parece que la AACS LA lo tiene claro, pero que los internautas aun más, además tienen de su lado la tecnología, y es que este número ya no puede ser escondido más, conseguir que 678000 páginas lo borren es tarea materialmente imposible.

Es vuestro turno para contarnos que os parece todo este asunto.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos