Compartir
Publicidad
Publicidad

Guía de inicio Windows: Reproductor de vídeo

Guía de inicio Windows: Reproductor de vídeo
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos con la Guía de Inicio. En esta ocasión, trataré las distintas opciones de las que disponemos como reproductor de vídeo en Windows, alejándonos de las posibilidades nativas del sistema operativo de Microsoft (aunque lo comentaré igualmente).

Otro apartado, atentos, es el tema de los formatos soportados en Windows por los distintos reproductores, ya que algunos simplemente son capaces de leer lo que les viene de serie, soporte para aquellos códecs instalados en el sistema o infinidad de códecs que lee el reproductor más los filtros instalados en Windows.

mmyl_hero.gif

Windows Media Player Windows Media Player, como todos sabemos, viene integrado de serie en nuestro sistema Windows, por lo que se convierte en la opción fácil y sencilla para reproducir nuestros vídeos o DVDs sin necesidad de complicarnos la vida.

La pega, Windows Media Player tiene soporte para un limitado número de formatos que en sí mismo no es un problema, sino que lo es el escueto soporte para extensiones que no nos permite utilizar con el reproductor, reduciendo las posibilidades del mismo. Todo aquello que se encuentre encapsulado dentro de un .avi, podrá ser visualizado siempre y cuando tengamos el códec apropiado para decodificarlo, pero hay muchas otras extensiones que no acepta ni a la de tres.

Otro punto es la inexistencia de soporte para subtítulos que hace complicado la inserción de los mismos cuando estamos viendo un medio en otro idioma.

Quicktime

Quicktime Quicktime es la opción de Apple, cuya versión para Windows casi podemos descartar más allá del motor que aporta a iTunes y soporte de visualización para navegadores web.

Quicktime es demasiado pesado en su versión para Windows, haciéndolo complejo de adoptar. Sin duda, tenemos que tener instalado Quicktime o alguna de las alternativas. Nunca se sabe.

Media Player Classic

Media Player Classic Media Player Classic es mi preferido para Windows, aunque VLC, que ahora comentaré, tampoco está mal y será mi opción para Mac OS.

Media Player Classic es una versión ligera del antiguo Windows Media Player 6.4, pero con la diferencia de un amplio soporte para formatos (tanto nativos como basado en filtros/códecs) tanto de vídeo como de audio y subtítulos. Media Player Classic viene integrado de serie en el K-Lite Codec Pack y en el CCCP por lo que con un único instalador, es posible visualizar casi cualquier vídeo, audio o formato de subtítulos habidos y por haber.

VLC 0.9.2 Windows

VLC VLC es mi seguna opción. VideoLAN Media Player (VLC, para acortar) incluye un potente motor de filtrado de formatos de audio y vídeo, que podremos ampliar siempre y cuando tengamos el correspondiente filtro/códec instalado. Esto será así, siempre y cuando no lo permita visualizar de serie.

A día de hoy, VLC reproduce casi cualquiera de los códecs existentes en la red, ya sea MPEG-4 (DivX, XviD), MPEG-2, VCD, FLV (Flash Video), MOV, MKV (Matroska), MP3, MP4, OGG, SRT, etc., pero se le atraganta un poco los SVCD y los medios en Real Media (.rm, .rv y .ra). Como extras añadidos, puede tanto emitir como recibir audio/vídeo por streaming, mientras que la versión para Windows de VLC es capaz, incluso, de reproducir el vídeo obtenido desde una tarjeta decodificadora de TDT (DVB). La lista de características de VLC es tan extensa que es imposible sintetizar en unos párrafos todo lo que es posible hacer con el mismo.

Su uso también se ha extendido como reproductor de audio, dando soporte para Audioscrobbler (Last.FM), Shoutcast y suscripción a podcasts, entre otras funcionalidades.

De la reciente versión, VLC 0.9.2, la única pega es que la sencillez extrema de los menús hace compleja la configuración de la aplicación, sobre todo para aquellos que estábamos acostumbrados al centenar de opciones posibles. Sí, es posible acceder al menú extenso, pero que alguien me diga como poner el borde grueso en los subtítulos, porque la versión light sobreescribe a ésta.

MPlayer Windows

MPlayer MPlayer tenía que ser nombrado. Se parece en funcionalidades y en interfaz al Media Player Classic, aunque lo tiros apuntan más a una versión portada desde Linux que a una evolución del Windows Media Player.

De serie, MPlayer tiene un limitado soporte ampliable a casi cualquier formato que instalemos gracias al propio paquete de códecs u otro, como los nombrados anteriormente.

Me dejo en el tintero algunas de las alternativas como reproductor de vídeo para Windows, como ZoomPlayer (que acaba de lanzar su versión 6.0), ViPlay, BS.Player y The Core Media Player (también conocido como TCMP). No digo que no posean y mantengan un público fiel, pero si han perdido cierta relevancia con respecto al resto de reproductores dentro de esta comparativa, ya sea por mantener un modelo de negocio de pago o por estancamiento de las funcionalidades.

Resumiento, las dos opciones que no puedo dejar de recomendar son Media Player Classic y VLC, que se antojan algo más pesados que el MPlayer, pero suficientemente ligeros para hacerlos nuestros reproductores de vídeo para Windows. Si no nos importa instalarnos un paquete de códecs multimedia, Media Player Classic nos facilitará la elección, mientras que si instalamos VLC, sólo instalaremos el mismo (a priori) y a ver nuestras películas, series o cualquier vídeo que deseemos.

La elección está en tu mano.

Sitio oficial | Windows Media Player, Quicktime, Media Player Classic, VLC y MPlayer.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos