Compartir
Publicidad
Publicidad

Crea tus campañas de emailing con MailChimp

Crea tus campañas de emailing con MailChimp
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando nos decidimos a afrontar una estrategia Social Media utilizamos, fundamentalmente, las redes sociales para llevar a cabo nuestros objetivos. Crear, gestionar y dinamizar una comunidad de usuarios suele ser tarea imprescindible. Pero para tener éxito en este trabajo, suele ser importante tener una visión global de lo que podemos hacer y cómo lo podemos hacer. Estar presente en las redes sociales es vital, pero…¿No sería conveniente complementar esa presencia con otras herramientas que tenemos disponibles?

Para dar a conocer aquellos canales en los que estamos presentes (redes sociales, blogs, Web corporativa, etc.) es conveniente informar a nuestros usuarios/clientes que estamos allí y qué mejor manera de hacerlo, que con el Email Marketing. Y es cierto que todos en mayor o menor medida nos comunicamos con nuestros clientes a través del email, pero… ¿nos preocupamos por planificar las campañas? ¿Medimos los resultados? ¿Controlamos quien nos lee?

Algunas herramientas como MailChimp, pueden ayudarnos a analizar estos parámetros y muchos más, así que vamos a explicar el funcionamiento básico de este servicio y cómo sacarle partido a nuestras acciones a través del correo electrónico.

En este momento, MailChimp se convierte en una herramienta con un potencial increíble para este cometido, que nos permite, en sólo tres pasos, crear campañas, enviarlas y luego monitorizarlas. La plataforma es tan simple que, incluso los que nunca han llevado a cabo una acción como esta, se moverán como pez en el agua en ella. Es fácil, intuitiva y agradable, así que no tengáis miedo a la hora de dar el paso y comenzar a usarla. Servirá de apoyo y complemento dentro de vuestro trabajo como Social Media.

Lo primero que tenemos que hacer es darnos de alta como usuarios. Los servicios básicos son gratuitos y ofrecen tantas opciones como los de pago. El límite lo ponen en el volumen de suscriptores/envíos por mes, marcándolo en 2000 suscriptores o 12000 envíos. Como veis, una cantidad considerable con la que poder empezar sin tener que invertir un euro, sólo nuestro tiempo.

Mailchimp Dashboard

Creando la lista de suscriptores

Seguro que tenéis una base de datos con los emails de vuestros clientes, así que sólo tenemos que importarla para crear nuestra lista. Conviene introducir cuanta más información mejor sobre nuestros contactos: localidad, sexo o cualquier patrón que luego, a la hora de enviar los emails, nos permita filtrar teniendo en cuenta el target.

Diseñando el formulario de alta

Uno de los objetivos de este tipo de campañas es mejorar nuestra lista de suscriptores. Para ello tenemos que diseñar un formulario que permita darse de alta a los usuarios interesados. MailChip también te ayuda en esta tarea poniendo a nuestra disposición algunas plantillas que podremos ir modificando según nuestros intereses. Lo ideal es pedir en el formulario toda esa información que pueda ayudarnos precisamente a filtrar a los usuarios. El famoso target del que hablábamos en el punto anterior.

Cuidado con pedir demasiados datos en este apartado. No se trata de pedir hasta el número del documento nacional de identidad. Seamos precavidos. Pidamos sólo lo justo y necesario para poder segmentar los envíos. MailChimp nos permitirá colocar el formulario en nuestra página web así que tenemos que intentar hacerlo lo mejor posible para lograr el mayor número de registros.

campaing builder

Creando y enviando la campaña

Llegamos a la parte más creativa del proceso. Ahora sólo tenemos que diseñar y redactar nuestro correo. Pero antes MailChimp nos hará elegir entre varias fórmulas como campañas on-line, campañas A/B, sólo texto, etc. Estas tres son las más utilizadas aunque yo recomiendo siempre la campaña A/B porque nos permite ir ajustando las características de nuestros correos según la tasa de apertura. Las campañas A/B permiten enviar dos correos diferentes a un tanto por ciento de nuestros contactos para testear con cuál obtenemos mejores resultados. La fórmula ganadora será la elegida para ser enviada al resto de suscriptores.

Una vez hayamos seleccionado el tipo de campaña, el siguiente paso será elegir el asunto del mensaje poniendo atención a lo que escribimos para no caer en buzones de correo no deseado. Una vez hecho esto es el momento de redactar y diseñar el contenido. MailChimp nos da la posibilidad de empezar desde cero o utilizar una de las muchas plantillas gratuitas que tienen. Incluso tenemos la opción de importar un archivo html desde nuestro Pc. Cuando hayamos terminado, podremos enviarla o programarla para una fecha y hora determinadas.

Monitorizando los resultados

Quizás lo más atractivo de MailChimp es poder hacer un análisis previo de los resultados obtenidos en la campaña: Podemos saber cuál ha sido la tasa de apertura, de rechazo, la tasa de clics, el número de visualizaciones del contenido multimedia e incluso ver si hemos tenido altas o bajas en la lista de suscriptores. Resumiendo, el chimpancé cartero es un auténtico espía que nos tendrá totalmente informados de todos los movimientos que den nuestros contactos. Una herramienta fundamental para conocer si estamos alcanzando los objetivos que nos habíamos marcado y rectificar o seguir en la misma linea.

Además de todo lo que os hemos comentado, MailChimp tiene muchas más opciones como compartir nuestras Newsletter en las redes sociales, integración con Google Analytics, autoresponders… Como podeis ver es una herramienta completa diseñada para que cualquiera pueda, a través de una interface amigable, diseñar su propia campaña de Email Marketing en unos sencillos pasos. Ahora sólo queda dar rienda suelta a nuestra imaginación y ponernos a ello para llegar con fuerza a los que hay al otro lado de la pantalla.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos