Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuidado con lo que dices o marcas como "me gusta" en Facebook: podrías aparecer en un anuncio sin saberlo

Cuidado con lo que dices o marcas como "me gusta" en Facebook: podrías aparecer en un anuncio sin saberlo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace un tiempo, Facebook está personalizando los anuncios que recibe cada usuario en función de los amigos que éste tiene y su actividad en la red social. Por ejemplo, si a mí “me gusta” Genbeta Social Media y tuviéramos contratado un plan de publicidad en la red social, a mis amigos les podría aparecer en la barra lateral derecha con mi nombre debajo. Lo mismo ocurre si el sistema detecta que hablo sobre algún producto cuya marca tiene una campaña en el sitio. Pero esto tiene sus problemas…

Que se lo digan a Nick Bergus. Este chico, usuario de esta red social, encontró un producto extraño en Amazon y decidió hacer una broma en su timeline de Facebook. A fin de cuentas, no se ven bidones de 55 galones de lubricante todos los días. ¿El resultado? Sus amigos comenzaron a ver anuncios de ese producto en Amazon con la cara de Nick, como si éste los recomendara, en el apartado Historias patrocinadas.

El problema de este tipo de publicidad patrocinada es que, al ser automatizada, no entiende del contexto. Lógicamente si yo hablo de un producto y hablo bien, sería comprensible que si la compañía propietaria tiene una campaña en Facebook mi comentario se pudiera utilizar para darle más credibilidad (nos guste o no, esto está recogido en los términos de uso que nadie lee), pero en este caso estamos hablando de una broma. ¿Qué ocurre si yo enlazo a un producto quejándome de su precio? ¿O de alguna de sus características? ¿También aparecería “promocionándolo”?

¿Piensas en las consecuencias antes de hacer click en “me gusta”?

Pero éste no es el único inconveniente: el botón “me gusta” ha pasado de ser una simple acción a un símbolo de aprobación pública. Supongamos que te gusta estar al día de la política americana, como es mi caso, y decides hacer un “like” en la página de Barack Obama y de Mitt Romney para estar al tanto de sus campañas, aunque no coincidas ideológicamente con ninguno de ellos. Pues bien, tu cara podría aparecer en cualquier anuncio de ambos en la red social.

Lo que Facebook no parece entender es que, por mucho que me guste alguien o algo, quizás no sea suficiente como para aparecer en un espacio publicitario que verán todos mis amigos. Si eres usuario de Facebook, desde aquí puedes ver por ejemplo todas las historias patrocinadas que te han aparecido recientemente, con tus amigos de protagonistas (curiosamente, no te deja ver las tuyas propias). ¿Le darían éstos a “me gusta” de buena gana si antes les avisasen de que esta acción podría significar que tengan que aparecer en anuncios de esas marcas? Tengo mis dudas.

Obviamente, estamos hablando de Estados Unidos, donde los juicios están a la orden del día, así que como podéis suponer Facebook ya tiene algunos frentes legales abiertos en varios estados, con demandas colectivas de algunos usuarios por esta razón. Entonces, ¿por qué seguir con esta práctica? Simple: según afirma la red social, este tipo de anuncios en los que aparecen caras conocidas es un 50% más visible para el usuario final que un anuncio normal. Y, como ya sabemos, en cuestión de anuncios Facebook no quiere dejar nada al azar.

Vía | The New York Times
En Genbeta Social Media | Facebook explica cómo consigue financiarse

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos