Publicidad

Los días que Trump es más activo en Twitter cae la bolsa, y en los que publica pocos tweets sube

Los días que Trump es más activo en Twitter cae la bolsa, y en los que publica pocos tweets sube
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Donald Trump es el primer presidente de la historia de los Estados Unidos que utiliza una red social para amenazar a algunos países o incluso al planeta entero. Obviamente, este tipo de publicaciones tienen consecuencias a gran escala.

Por ejemplo, una vez acusó a Amazon de destruir empleos y las acciones de la compañía cayeron en cuestión de horas. Sam Ro, periodista que escribe en Yahoo Finance, ha publicado un tweet en el que vemos que incluso su actividad en Twitter parece estar directamente relacionada con las subidas y bajadas de la bolsa.

El gráfico está basado en datos de Bank of America, que a su vez están relacionados con el perfil de Twitter de Trump. En los días que el presidente de los EEUU ha publicado unos 35 tweets, el mercado cae 9 puntos básicos de media.

En cambio, en aquellos días en los que Trump ha publicado menos de cinco tweets, el mercado sube 5 puntos básicos de media. Este gráfico se ha creado analizando su actividad en Twitter desde el año 2016.

La realidad es que el Twitter de Trump es una especie de vórtice capaz de generar polémica tras polémica, algo que no suena demasiado bien para la estabilidad del mercado.

De todos modos, sería posible hacer una interpretación alternativa de estos datos: quizás Trump está más "tranquilo" los días que el mercado sube y se altera cuando el mercado cae (descargando su ira en la red social).

La última polémica: desvelar la existencia de un satélite espía

De hecho, para buscar el último escándalo de Trump en Twitter no tenemos que ir muy lejos. El presidente de los EEUU podría haber hecho pública una información sensible, tras haber subido una foto satelital del cosmódromo iraní (en que hubo un accidente el jueves pasado):

Como vemos, junto con la foto, Trump afirma que el gobierno de los Estados Unidos no ha tenido nada que ver con este incidente. Algunas personas se extrañaron de la calidad de la imagen, y acabaron determinando que habría sido tomada por el satélite de reconocimiento estadounidense USA 224.

Básicamente, con esta "inocente" imagen, Trump ha dado mucha información a sus adversarios. Los satélites capaces de captar imágenes con tanta resolución normalmente están regulados por las autoridades.

A partir de ahora, otros países tendrán más claro que quizás tengan que ocultar ciertas actividades sensibles si no quieren ser vistos. Joshua Pollack, experto en la proliferación nuclear, calificó a este tweet como "una imprudencia", y cree que "esto va a tener repercusiones globales".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir