Compartir
Publicidad

¿Por qué no sustituyen las redes sociales de profesionales a los portales de empleo?

¿Por qué no sustituyen las redes sociales de profesionales a los portales de empleo?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Colgar una oferta de empleo en Twitter para mandarte a un portal alternativo (donde has de registrarte) para finalmente enviarte a la web de Adecco/Accenture (para completar una vez más todo tu historial) es un infierno diario si estas buscando empleo.

Con lo sencillo que sería poder enlazar a tu perfil en LinkedIn en apenas unos segundos, completar una carta de presentación y listo. Sin embargo, seguimos estancados en lo primero.

Se comenta desde hace mucho tiempo que los portales de empleo al estilo tradicional (Infojobs o Monster, por ejemplo) tienen los días contados gracias a la invasión de la web 2.0. No se han cumplido las profecías y, aunque es posible que hayan perdido cuota de mercado, resisten.

En Estados Unidos la cosa está bastante más clara. Allí también han dominado tradicionalmente, pero estos portales han perdido mucho más rápido su hegemonía. Hoy, el 89% de las empresas y hasta un 82% de las personas que buscan empleo ya lo hacen a través de las redes sociales. ¿Por qué no es así a este lado del Atlántico?

El empleo en EE.UU. sí se puede encontrar en las redes sociales

Los chicos de Jobvite han preparado una encuesta para los estadounidenses sobre cómo buscan empleo. Es cierto que sólo han contado con los suyos, sin tratarse de una muestra general que incluya a los usuarios offline, pero de ella podemos sacar algunos puntos relevantes. Vamos allá:

social 2

En primer lugar, podemos ver que la búsqueda de empleo en redes sociales está generalizada tanto por las compañías como por los usuarios. Además, pese a que se trata de un sector que está siendo golpeado por la crisis, el 64% (más de 14 millones) de los que intentaron buscar trabajo en las redes lo ha conseguido. Si nos fijamos en que la inversión en estos servicios por parte de las diferentes compañías sube un 55% respecto al año anterior, se confirma la tendencia al alza.

Pero la respuesta a nuestras preguntas no está en los bailes de cifras, sino que se trata de una cuestión de perspectiva. Una pista, lo que más llama a la atención a los contratantes son las referencias, algo muy extendido en territorio anglosajón, pero poco habitual para nosotros. ¿Hay algo más aplicable a lo social media que una recomendación pública? He aquí una de las claves por las que allí triunfan las redes de profesionales y aquí no.

España, una cuestión de perspectiva

El paso lógico después de abandonar el concepto de Internet como un juguete adolescente es cultivarlo como herramienta profesional. Ahora en plenitud, cada vez la reputación online es un elemento tan cuidado como la vestimenta en una entrevista.

Sin embargo, si preguntásemos a la mayoría de aspirantes dónde buscan empleo en Internet, responderán: "En Infojobs". Sin ánimo de hacer publicidad a nadie, podrían citarnos algún otro portal, pero en contadas excepciones dirán LinkedIn, Xing e incluso olvidarán sitios más populares como Twitter o Facebook. "¿Pero quién te va a contratar por Facebook?"

social 3

Quizás es porque plataformas como LinkedIn (especializadas en el sector) tienen su origen en norteamérica pero, para entender su importancia basta con recordar que en su tierra natal sólo la todopoderosa red de Zuckerberg le supera en millones de visitas.

¿Casualidad? Para nada. Es todo un éxito extendido a cualquier perfil, y es ahí donde se marcan las diferencias. En nuestro caso, las redes de profesionales están centradas en el sector tecnológico ("community managers" aparte). Difícil lo tendría un hostelero en buscar trabajo o un conductor de autobuses (por decir algo).

Se da por hecho que estos ejemplos no son activos online y que no conocen este tipo de opciones "punteras", así que al final nos quedamos con un nicho muy concreto que además se vanagloria de ser exclusivo y disfruta con ello. Únicamente los que se sienten orgullosos de su CV lo hacen público y los menos productivos se avergüenzan antes de exponerse. Las virtudes de la web 2.0 no parecen estar al alcance de todos los trabajadores, pero sí que deberían estarlo.

Será que no sólo no hemos interiorizado el concepto de que nuestra actividad en la red es una extensión de nosotros, sino que tampoco las compañías cuidan sus propia selección ni se preocupan por ello. Será porque el mercado está saturado y aspirantes sobran pero, por favor, no quiero tener que volver a completar mi curriculum vitae otras 3 veces diarias.

En Genbeta Social Media | LinkedIn es la segunda red social más visitada de Estados Unidos y Facebook sigue liderando

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio