Compartir
Publicidad

¿Puede perjudicar a Google+ la "exclusividad" y el no permitir el registro libre?

¿Puede perjudicar a Google+ la "exclusividad" y el no permitir el registro libre?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que a más de uno os suena esta escena: después de mucho pelear para conseguir, al fin, una invitación a Google+, entras a esta nueva plataforma social para darte cuenta que la mayoría de tus amigos aún no tiene cuenta allí. Como mucho, tendrás a alguno de tus contactos con mayores conocimientos de lo que se mueve en Internet, pero poco más, y es que viendo el perfil del usuario medio de Google+ una cosa está clara: aún no ha llegado a extenderse entre los internautas.

El hecho de que un servicio se lance con invitación tiene un objetivo claro: causar expectación y que sea sinónimo de exclusividad, lo que aún hace que la gente tenga más ganas de entrar. Google comentó, en su día, que sus servidores no tenían capacidad para soportar a la avalancha de gente que supuestamente se iba a registrar si no ponían cierto límite. Ya estén exagerando o no (no podemos olvidar que estamos hablando de Google, no de una empresa que dos adolescentes tienen en su garaje), me inclino más a creer que sus razones para obligar al registro mediante invitación son una decisión de marketing más.

El problema es que, pese a que las invitaciones causen el efecto de deseo que buscan, también una vez conseguidas el usuario puede sufrir una decepción al acceder por fin a su cuenta y ver que, efectivamente está solo o con muy pocos contactos dentro de la red social. ¿Ha merecido la pena el esfuerzo para conseguir la invitación si ahora mis círculos están vacíos? O, es más, ¿para qué volver a una red en la que sólo estás tu?

Sería interesante conocer los datos de la cantidad de gente que se ha creado una cuenta en Google+ y, ante tal panorama tan vacío y desolador, no ha vuelto a aparecer. O de la gente que, después de remover cielo y tierra para conseguir entrar, piensa que de momento no es para tanto. Me imagino que estaríamos hablando de un puñado considerable de usuarios.

Aún así, Google tiene una ventaja importante en este sentido respecto a Facebook. Si en Facebook no tienes contactos añadidos y ellos no te tienen añadidos a ti, tu experiencia de usuario se ve reducida al mínimo. En cambio, en Google+ el usuario puede seguir a todos los usuarios que desee, y siempre va a ver el contenido que éstos comparten públicamente. Por eso no es necesario tener muchos contactos en Google+, ya que si sigues a unos pocos usuarios casi seguro que vas a tener contenido fresco en tu página de usuario.

Respecto a la pregunta original, ¿Puede perjudicar a Google+ la exclusividad y el no permitir el registro libre? En mi opinión, sí. Ellos tendrán que ser los encargados de medir hasta qué punto les conviene restringir el registro en su nueva plataforma y, tarde o temprano, tendrán que facilitar el acceso a invitaciones para aquellos usuarios que vayan teniendo curiosidad por la nueva red social o incluso abrir el registro a todo el mundo si quieren que la gente comience a considerarles una alternativa seria a Facebook.

Imagen | Fase Time
En Genbeta Social Media | Google+ nos enfrenta al vacío ¿migrar o dividir?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio