Compartir
Publicidad

¿Se ha equivocado Google+ a la hora de gestionar todo lo relacionado con las páginas de empresa?

¿Se ha equivocado Google+ a la hora de gestionar todo lo relacionado con las páginas de empresa?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando Google anunció la llegada de Google+, no sólo los usuarios de a pie se interesaron por la nueva red social, sino que muchas empresas expresaron también su curiosidad. Las más intrépidas, como Ford y el blog Mashable, decidieron crear incluso un perfil para sus negocios, con el fin de ir viendo cómo poder sacarle partido a la nueva plataforma desde un principio y así adelantarse a la competencia. Al fin y al cabo, Google+ promete y parece que tendremos red social para rato.

El problema es que Google tan sólo había pensado, hasta ese momento, en los usuarios individuales. Cuando desde el gigante de Internet vieron cómo algunas empresas se apresuraron a dar el salto, pidieron por favor a éstas que no se crearan perfiles personales, ya que estaban trabajando en una versión especial para ellas. Ante el poco caso que muchos le hicieron, Google decidió ser más contundente y empezó a eliminar los perfiles que no se correspondían con una persona física y real. ¿Cuál es el problema, entonces?

¿Hay “enchufados” en Google+?

Para comenzar, muchas empresas vieron cómo sus perfiles eran eliminados, mientras que otras, con aparente impunidad, no dejaban de crecer en número de seguidores. Tal es el caso de Ford o de Mashable que comentábamos antes. Ambas cuentas se crearon durante los primeros días y siguen online desde entonces, mientras que muchas otras fueron eliminadas sin tanta contemplación. Pero, ¿por qué esta desigualdad de trato?

En el caso de Mashable, el conocido e influyente blog tecnológico fue suspendido brevemente durante el día de ayer. Entonces, su fundador llegó a un acuerdo con Google+ para que mantuvieran la cuenta. A cambio, él le cambiaría el nombre y la imagen, y empezaría a utilizarla como cuenta personal. ¿El problema? Pues que todos los seguidores que ganó Mashable incumpliendo las normas seguirán recibiendo actualizaciones del blog. En nombre de Pete Cashmore, pero al fin y al cabo el blog se ha beneficiado de no seguir las reglas establecidas.

Otros, en cambio, no han tenido esa posibilidad y sus cuentas han sido borradas drásticamente, sin la opción de ser traspasadas a otro propietario. El caso de Ford es más misterioso. También fue suspendida su cuenta brevemente ayer, pero volvió horas después con un “Test” incorporado en su imagen de la cuenta. Este aparente trato de favor que algunos han recibido no ha gustado a demasiada gente. ¿Por qué a algunos se les permite estar, a otros no y a otros se le dan todas las facilidades para quedarse a pesar de que han incumplido las normas?

Desde Google+ reconocen errores… en parte

Aunque no tenemos respuesta a la pregunta anterior por parte oficial, desde Google+ ya han reconocido que la gestión que han hecho de las páginas de empresa (o, más bien, de la falta de ellas) hasta ahora quizás podría no haber sido la más adecuada. Concretamente, Vic Gundotra (el jefazo de la parte social de Google) ha sido el que lo ha comentado, aunque también intenta justificar el caso de Mashable diciendo que ellos también reconocieron su error y por eso se les permitió hacer el cambio.

Sinceramente, lo que aún no puedo explicarme es la falta de previsión que ha tenido el equipo de Google+. ¿De verdad a nadie se le había pasado por la cabeza que alguna empresa querría probar de primera mano su plataforma antes que el resto? ¿Por qué no avisar desde un principio de que los perfiles personales eran sólo eso, personales, y que suspenderían el resto? En mi opinión, tardaron demasiado tiempo en tomar medidas con los que no siguieron sus reglas.

Pero lo peor no es esto. Lo peor es que las medidas a tomar parecen depender de quién sea el infractor. ¿Que eres un blog muy leído que trata, entre otras cosas, la temática de Google+? Pues entonces vemos una solución que nos convenga a ambos. ¿Que no? Pues entonces… lo siento pero te cancelo el perfil sin más explicaciones. Estamos de acuerdo a que la gente no debería infringir las normas en primer lugar, pero yo al menos me esperaba un poco de uniformidad por parte de Google a la hora de aplicar las sanciones.

¿La solución?

Como ya os comentamos, las páginas para empresas y negocios ya están en camino y deberían presentarse durante las próximas semanas, si es que no hay cambios de última hora. Pero mientras tanto, desde Google aconsejan cómo proceder a las marcas que quieran introducirse en la nueva plataforma: hacerlo a través de uno de sus empleados, que sea el encargado de transmitir las noticias de la compañía a todos sus seguidores.

Es decir, si yo quisiera hacer una página de Genbeta Social Media, debería crearme un perfil con mi nombre (Kyra) y utilizarlo para ir comentando lo que estamos haciendo y publicando en nuestro blog. No es una mala solución temporal, pero tiene sus problemas: a no ser que estemos hablando de una persona muy conocida, la mayoría de usuarios no sabrán que una cierta persona está asociada a cierta marca o empresa. Por ejemplo, no es lo mismo que Barrio Sésamo (otra de las que vieron sus perfiles suspendidos) tenga una cuenta con ese nombre y que uno de sus guionistas sea el que se la cree. El el segundo caso será más difícil de encontrar y tendrá muchos menos seguidores.

Eso ocurrirá, claro está, para la mayoría de mortales, ya que en otros casos (véase lo que comentábamos de Mashable) y tras algún que otro chanchullo, han sido capaces de importar los seguidores de una cuenta “no legal” a otra cuenta “no del todo legal pero algo más”. Reconozco que el equipo de Google ha hecho muchas cosas bien en Google+, pero con las páginas de empresa y, sobre todo, a la hora de aplicar las normas que ellos mismos han establecido, a mí me han decepcionado considerablemente. Y me consta que no soy la única.

En Genbeta Social Media | Google+ adelantará la llegada de las páginas de empresa ante la alta demanda generada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos