Compartir
Publicidad
Publicidad

Virtualización para mantener nuestro ordenador limpio

Virtualización para mantener nuestro ordenador limpio
Guardar
9 Comentarios
Publicidad

Mientras cada día los ordenadores son más rápidos, las necesidades de la mayoría de los usuarios vienen siendo las mismas desde hace bastante tiempo: navegar por Internet, leer el correo, escribir algún documento y poca cosa más. Lamentablemente, algunas de estas actividades son de alto riesgo, sobretodo si compartimos nuestro ordenador con alguien con menos experiencia, lo que puede comportar un sistema lleno de virus, spyware,... si no lo protegemos adecuadamente.

Pero, precisamente, ese aumento en la velocidad de los ordenadores puede jugar a nuestro favor si nos decidimos a utilizar máquinas virtuales. Para aclarar un poco los conceptos, y hablando de forma muy poco técnica, una máquina virtual es un emulador de ordenador que podremos ejecutar en nuestra máquina. Y aunque en un principio puede parecer algo muy poco práctico, cuando conocemos algunas de las características que ofrecen muchos de los programas de virtualización la cosa cambia. Una de las esenciales es la posibilidad de mantener el estado de la máquina virtual. Imaginemos que instalamos el sistema operativo y el resto de aplicaciones que necesitemos y guardamos una copia del estado de la máquina en ese momento. En cualquier ocasión podremos volver a recuperar ese estado muy fácilmente. Por ejemplo, si sospechamos que tenemos un virus o spyware solo necesitamos volver al estado anterior para asegurarnos de que estamos limpios. Otra de las ventajas es que muchos de los programas de virtualización permiten mantener diversos estados al mismo tiempo, pudiendo cambiar de uno al otro sin problemas.

Debemos tener cuidado, por eso, de donde almacenamos nuestros datos, puesto que si lo hacemos en el mismo disco donde instalamos el sistema operativo virtual, cuando recuperemos un estado anterior perderemos todos esos datos, por lo que será necesario mantener una carpeta o disco adicional que sepamos que siempre vamos a mantener.

Con esto podremos mantener nuestro sistema razonablemente seguro, sin pérdidas de rendimiento demasiado notables y sin muchas complicaciones.

Existen diferentes soluciones para la virtualización, como las de Microsoft, las de VMWare o, si utilizamos Mac, Parallels.

Vía | Net-Security.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos