Compartir
Publicidad
Publicidad

Linux Mint 8, la nueva versión del sabor más verde de Linux

Linux Mint 8, la nueva versión del sabor más verde de Linux
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cuestiones por las que me gusta mucho Linux es la posibilidad de probar distintos sabores, pequeñas variaciones de un mismo sistema operativo pero que si aciertan o fallan pueden hacer que odies un producto o por el contrario te enamores de él al instante. Esto es lo que ocurre con Linux Mint 8, la nueva versión del sabor más verde de Linux.

Se trata de una distribución basada en Ubuntu 9.10, con la versión del kernel 2.6.31, Gnome 2.28 y Xorg 7.4. Es una distribución especialmente preocupada por los aspectos gráficos, lo cual provoca que desde el principio sea muy agradable su estética. Personalmente la recomiendo para aquellos que quieran conocer Linux y quieran probarlo, puesto que sus menús y su organización recuerdan mucho a los clásicos de Windows. Además tienen indicaciones especialmente indicadas adecuadas para los principiantes.

Pantalla inicio Mint

Dentro de las características nuevas de esta versión destaca la posibilidad de configurar donde se guarda nuestra información, ya sea en nuestro equipo local, en nuestra carpeta Home o en nuestro NAS, lo cual es muy útil para organizar nuestras bibliotecas de música o películas. Otra de las novedades interesante son las mejoras visuales en el gestor de software, donde se ha mejorado mucho la experiencia de usuario añadiendo diapositivas del software.

Además esta distribución permite adaptarla con mucha facilidad a los fabricantes, con lo cual cualquiera puede crear su propia distribución a medida sin mayor problema. Para ello tenemos una opción que nos lo permite en el menú de inicio del Live CD. Con todas estas opciones me ha parecido una de las distribuciones de Linux más intuitivas y fáciles de usar, incluso más que su "maestra Ubuntu 9.10" en la que está basada.

Menu Linux Mint

Una cuestión que podía incorporar de serie en una distribución tan preocupada por el aspecto gráfico debería ser un lanzador de aplicaciones tipo Docky, que da una buena experiencia en el uso de las aplicaciones a los usuarios. Pero quizás se trata de un cambio demasiado personal, y por este motivo queda a criterio del usuario incorporarlo posteriormente o no.

Como pega podemos decir que no dispone de la popularidad ni de la comunidad de usuarios que tiene Ubuntu detrás, por lo menos en castellano, aunque si continúan por este camino no dudo que lo conseguirán pronto. Otra opción más de Linux para probar, con un buen trabajo detrás para hacer que la experiencia de usuario sea muy agradable y no echemos nada de menos respecto a otros sistemas operativos.

Más Información | Linux Mint 8 En Genbeta | ¿Cambiará Ubuntu de diseño algún día?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos