Compartir
Publicidad
Publicidad

Cinco cosas que puede hacer Google Drive para competir seriamente con Dropbox

Cinco cosas que puede hacer Google Drive para competir seriamente con Dropbox
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Google Drive (o GDrive como prefieren algunos) es uno de esos servicios que llevan años entre los rumores de la red de redes principalmente porque muchos usuarios quieren que salga algo así. Durante mucho tiempo hemos estado recogiendo indicios, pero en septiembre del año pasado una dispositiva dejaba entrever que en Google estaban preparando algo y ahora el New York Times afirma que su lanzamiento está muy cerca. Tanto, que en algunos apartados de ayuda de Google ya se nombra un servicio llamado Google Drive.

Todo apunta a que este Google Drive va a ser un servicio de almacenamiento al estilo de Dropbox, un espacio en la nube donde podremos guardar cualquier archivo para poder acceder a él desde cualquier sitio con una conexión. Las apuestas son estas, pero no hay nada oficial por el momento.

De todos modos, aunque no conozcamos la naturaleza de este tipo de servicios, podemos deducir perfectamente la ambición de Google con este servicio y la cruda competencia que puede surgir con Dropbox. Y Dropbox es un servicio muy pero que muy asentado en nuestros ordenadores… ¿Qué necesita ofrecer Google Drive para poder plantar cara a Dropbox y hacer que nos planteemos un cambio?

Una interfaz web cuidada, sencilla e intuitiva

google docs interfaz documento

Este punto es esencial y común a cualquier servicio web que presente algo de complejidad. Si el usuario se encuentra con una interfaz llena de opciones y herramientas puede agobiarse, una impresión negativa que en Dropbox se ahorran presentando una simple lista de elementos de nuestra carpeta desplegables y con todas las opciones puestas del modo más discreto posible.

Google lleva una temporada simplificando al máximo la interfaz de todos sus servicios web y probando varias barras superiores para unificarlo en un sólo diseño, así que sólo haría falta que siguiese esa tendencia para conseguir este punto.

Integración transparente con cualquier sistema operativo y con el resto de servicios de Google

Uno de los mejores puntos de Dropbox es que no es más que una carpeta del sistema de OS X, Windows o Linux. El programa es completamente invisible, no se nota que lo estamos usando. Lo mismo pasa con el método de sincronización: nosotros podemos ponernos a mover archivos a lo loco que Dropbox ya se encarga de actualizar todos los cambios en segundo plano indicándolo con unos símbolos en el icono. Si Google Drive quiere presentarse como una alternativa seria a Dropbox, debería ofrecer o lo mismo o algo con incluso más ventajas. Y eso es bastante difícil.

Del mismo modo, cualquier servicio de Google debería ser capaz de interactuar con Google Drive. Gmail, Google Reader, Google+, YouTube… hay muchísimas posibilidades. Y si ya menciono a Chrome OS y su potencial para que Google Drive sea “el disco duro” de almacenaje de ese sistema, estaríamos ante un buen empujón para este producto que no está terminando de despegar.

De hecho, y para simplificarlo todo al máximo, Google Drive podría ser el espacio en común donde guardar todos nuestros correos de Gmail, fotos de Picasa y de Google+, RSS de Reader… centralizando todo el almacenamiento. Soñar es gratis, supongo.

Ofrecer más espacio gratuito suficiente

google espacio cuenta

Aquí es donde creo que Google puede presentar batalla. La compañía de Mountain View siempre ha sido pionera en ofrecer cantidades enormes de espacio a los usuarios (aún recuerdo cómo ese GB inicial de espacio en Gmail sorprendía a todo el mundo), y con un Dropbox básico de 2 GB (no, todos esos trucos para ampliar espacio no cuentan) es un punto fácil de superar.

Precios razonables para conseguir espacio adicional de alojamiento

¿Y si queremos más espacio? Este es otro punto flaco de Dropbox: 9,99 dólares mensuales (o 99 anuales) para conseguir 50 GB tiran bastante hacia atrás, mientras que en Google podemos conseguir 80 GB de espacio adicional por 20 dólares anuales. Si estas cuotas se aplican a Google Drive, no me extrañaría ver a mucha gente animándose a ampliar su espacio pagando.

Funcionalidades colaborativas

Por último pero no por ello menos importante, un Google Drive con carpetas públicas o privadas entre grupos de determinados usuarios animaría a un trabajo colaborativo como está pasando con Dropbox. De hecho, algunos recursos para Genbeta se comparten entre los redactores mediante una carpeta de este tipo, y os podemos asegurar que no hay nada más cómodo. De momento, claro. Falta por ver si en Google han preparado Drive como una alternativa decente y atractiva. Como siempre, hay que esperar.

Imagen inicial | Sven

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos