Compartir
Publicidad

El 'equity crowdfunding' en EEUU tiene sabor español: Alejandro Cremades, CEO de Rock The Post

El 'equity crowdfunding' en EEUU tiene sabor español: Alejandro Cremades, CEO de Rock The Post
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La aprobación de la "JOBS Act":http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2012/03/22/eeuu-aprueba-su-ley-de-emprendedores-para-facilitar-la-inversion-en-startups-2051/ en Estados Unidos en 2013 fue un antes y un después para muchas empresas y startups americanas. Esta legislación supuso la apertura y refuerzo de un nuevo mercado de inversión en empresas tecnológicas: el equity crowdfunding, una forma de mecenazgo en el que los inversores invierten su dinero en startups, entrando en su accionariado.

Una de las empresas estadounidenses que mejor han aprovechado este momento está cofundada por un español, "Alejandro Cremades":https://twitter.com/acremades. En 2010 puso en marcha con su socia Tanya Prive "Rock The Post":https://rockthepost.com/, una plataforma de crowdfunding en startups que en los últimos diez meses de 2013 ayudó a movilizar 23 millones de dólares.

JOBS Act

cremades

Precisamente Cremades participó en varias jornadas que se celebraron en la Casa Blanca y en el House Committee on Small Business con el objetivo de promover la aprobación de la JOBS Act. Esta legislación, que contiene varios capítulos que todavía no han sido implantados de forma definitiva, permite a inversores acreditados (aquellos que cumplen una serie de requisitos patrimoniales) invertir su dinero en startups a cambio de acciones.

La JOBS Act, un gran apoyo para el _equity crowdfunding_

De esta forma las empresas que buscan financiación no tienen por qué acudir al mundo offline y a inversores tradicionales, pudiendo levantar una ronda "por internet". Para los inversores el equity crowdfunding también tiene ventajas: pueden invertir su dinero en empresas que por cuestiones geográficas jamás conocerían y con la comodidad de hacerlo a distancia, pudiendo escoger entre un gran número de startups.

Otro aspecto positivo que tiene este tipo de financiación es la velocidad con la que se pueden cerrar las rondas. "En el mundo offline se habla de que son necesarios ocho meses para cerrar una ronda semilla, mientras que con Rock The Post la media está en tres meses", apunta Cremades en una conversación telefónica.

Pero, como decíamos, la JOBS Act todavía no ha sido aprobada en todos sus capítulos. El segundo, que permite a las startups decir públicamente que están buscando financiación --en redes sociales, blogs, etc--, fue aprobado hace unos meses. El tercero, y quizás el más importante, todavía no. En estos momentos solo los inversores acreditados pueden invertir su dinero a través de las plataformas de crowdfunding ("un 1% de la población de Estados Unidos", comenta Cremades), una limitación que cuando sea levantada permitirá que cualquier persona física pueda hacerlo también, lo que probablemente tendrá consecuencias positivas para Rock The Post y competidores como Wefunder, CircleUp o EarlyShares.

2010: nace Rock The Post

Rock The Post nace en octubre de 2010 después de que sus dos fundadores desarrollasen su carrera en el ámbito legal. Ambos vieron una oportunidad y se lanzaron a la piscina. La empresa consiguió una ronda semilla de 1,3 millones de dólares a comienzos de 2012, aunque por entonces ya llevaba operando varios meses como plataforma de equity crowdfunding a través de donaciones y no de 'inversiones por acciones'.

Para las startups resulta gratis crearse un perfil en la web y pueden hacerlo todas aquellas que tengan su documentación en regla. "La plataforma está orientada a empresas del sector tecnológico, sanitario, consumo y hardware. Buscamos emprendedores, no soñadores", confiesa Cremades. Rock The Post basa su modelo de negocio en el cobro de un listing fee a las startups; en el futuro, cuando la JOBS Act lo permita, no descartan cobrar una comisión por cada ronda de financiación que se cierre.

En 2013 se invirtieron 23 millones de dólares en startups a través de Rock The Post

"Las ventajas para los emprendedores frente a otras plataformas y sistemas son claras. Éstos pueden saber en todo momento qué inversores han visto su perfil, cuántas veces lo han hecho, sus conexiones con otros fondos y empresas, etc. Esta información es difícil obtenerla en el mundo offline", afirma intentando demostrar que la rapidez para cerrar las rondas no es la única ventaja de su empresa frente a otros modelos de financiación.

Los resultados hasta el momento respaldan su apuesta: a través de Rock The Post se invirtieron más de 23 millones de dólares desde marzo de 2013. La aprobación de la JOBS Act aceleró su crecimiento y quién sabe qué ocurrirá cuando los inversores no acreditados también puedan participar.

El futuro de la inversión en startups

invertir startups

La inversión en empresas tecnológicas ha estado dominada durante décadas por los fondos de capital riesgo (Venture Capital). La figura de los business angels (personas que invierten su propio dinero) lleva existiendo también desde hace años, aunque su figura no ha recibido el reconocimiento que se merece hasta hace poco. Las empresas de equity crowdfunding suponen un soplo de aire fresco en el sector, conectando a startups e inversores y eliminando barreras de entrada.

"Queremos cambiar el mundo. No queremos que algún emprendedor pierda la oportunidad de poner en marcha su empresa ni que los inversores no puedan encontrar las mejores oportunidades", confiesan. Además de Rock The Post existen plataformas similares como Wefunder o CircleUp en Estados Unidos y otras como "The Crowd Angel":https://www.thecrowdangel.com/ o "SeedQuick":http://www.seedquick.com/ en España.

En este nuevo paradigma de inversión destaca también el papel de AngelList. Fundada por Naval Ravikant en 2010 y con base en Silicon Valley, se ha convertido en uno de los principales servicios para startups e inversores, facilitando la inversión y ofreciendo también servicios de recruiting para contratar trabajadores. El ascenso de "AngelList":https://angel.co/ y del equity crowdfunding conduce a preguntarse si sus caminos no terminarán cruzándose en el futuro.

"Creo que la tendencia dentro de esta modalidad de inversión es hacia la especialización. AngelList se está centrando cada vez más en los 'syndicates' y nosotros queremos convertirnos en una especie de 'renta 4 de las startups'", dice Cremades. "Además, creo que aunque la presencia de AngelList en Silicon Valley es importante no lo es tanto en el resto de Estados Unidos y del mundo".

"Lo que queremos es prestar nuestros servicios al 100% de los usuarios estadounidenses. Ofrecerles una plataforma de inversión sencilla, limpia y que resulte muy fácil de utilizar", añade.

Estados Unidos... ¿Y el resto de Europa? ¿Y España?

En España también hay plataformas de equity crowdfunding que llevan tiempo operando. Sin embargo, Rock The Post no tiene intención de cruzar el charco. "Recientemente estuve en España y me llevé un gran susto de lo mal que está todo. Los términos que se firman en la mayoría de rondas son un desastre, perjudicando normalmente al emprendedor".

"En España existe un oligopolio de inversores"

Para Cremades las condiciones de mercado en España todavía no son las adecuadas y queda mucho margen de mejora. "Espero que así sea", dice. Además, para él existe "un oligopolio de inversores, donde unos pocos controlan el cotarro y están en casi todas las operaciones", por lo que cree el ecosistema emprendedor español se vería favorecido por la llegada de más y nuevos inversores --tanto extranjeros como nacionales-- que mejoren el actual panorama.

"Ojalá ocurra y las cosas en España despeguen", apunta antes de despedirnos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio