Compartir
Publicidad
Publicidad

Las últimas builds de Windows 7 traen jugosas novedades

Las últimas builds de Windows 7 traen jugosas novedades
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los desarrolladores de Windows 7 están que no paran. Por eso han publicado un nuevo post anunciando un “segundo lote” de novedades que se incorporarán en la Release Candidate con respecto a la beta pública. La gran mayoría de estos cambios ya se pueden ver en la build 7057 (que ya se puede descargar por torrent) y en la build 7063, que bien podría ser la última que veremos antes de que se libere la Release Candidate.

En esta ocasión, en vez de entrar en detalles sobre todos los “micro-cambios” que se han hecho, profundizaremos sólo en las 3 novedades más interesantes desde el punto de vista de la experiencia de usuario.

En primer lugar, está la introducción de un “Device Stage genérico”, y la utilización de este para PCs e impresoras. Recordemos que el Device Stage es una interfaz especial, que puede ser personalizada por los fabricantes, y que le permite a la gente interactuar con dispositivos como móviles, MP3s y MP4s, cámaras digitales, etc. de forma amigable e intuitiva. El problema de esto es que requiere que los fabricantes se den el trabajo de personalizar esta interfaz y agregar accesos directos a elementos propios de cada dispositivo (tienda de aplicaciones, tareas de sincronización, etc). Como consecuencia, era de esperarse que el Device Stage solo terminara funcionando con dispositivos relativamente nuevos. Por eso se ha introducido una especie de “Device Stage” básico (o genérico) que los fabricantes podrán usar para gadgets antiguos sin tener que invertir tiempo en personalizar la interfaz o agregar tareas personalizadas.

¿Porqué es tan interesante lo del “Device Stage genérico”? Pues porque en la mayoría de los casos nos permitirá prescindir de las sangrantes aplicaciones de sincronización que los fabricantes nos ofrecen para teléfonos móviles, cámaras, y reproductores multimedia. Y no queda duda que es mucho más cómodo usar una herramienta que solo requiere descargar unos cuantos archivos de Windows Update antes que darse el trabajo de buscar una aplicación específica para sincronizar un gadget específico, y luego descargarla e instalarla.

Otra cosa importante es que ahora los PCs y las impresoras también podrán tener un “Device Stage”. Si nuestro modelo es soportado, bastará con que vayamos a “Devices and Printers” y hagamos doble clic en el icono de nuestro ordenador o impresora para que nos aparezca la famosa interfaz del “Device Stage”.

Jump List Panel de ControlEn segundo lugar, esta el uso más intensivo de las Jump Lists. Ahora tanto el Panel de Control, como la consola PowerShell y la utilidad de Escritorio Remoto contarán con sus respectivas Jump Lists para permitirnos acceder rápidamente a tareas frecuentes. Además, los dispositivos que se valgan del Device Stage básico tendrán una Jump List con tareas “genéricas”, y también podremos sincronizarlos directamente desde las miniaturas de la barra de tareas.

Y en tercer lugar esta la posibilidad de cambiar el Fondo de la pantalla de inicio de sesión sin recurrir a software de terceros. Para ello primero habrá que cerciorarse de que la opción este activada yendo a la siguiente ruta del registro de Windows

<pre style="margin-left:20px; border: solid 1px black; padding: 5px; color: white; background-color: #444444; white-pace:pre;overflow:auto;font-size:0.9em;">HKLM\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Authentication\LogonUI\Background</pre>

Una vez ahí chequeamos que existe un valor DWORD llamado OEM Background y que tenga asginado el número 1. Eso significa que la característica esta activada. Luego, en el directorio %windir%\system32\oobe\info\backgrounds podremos encontrar el fondo de pantalla que se utiliza para la pantalla de inicio de sesión. Bastará con guardar ahí la imagen deseada bajo el nombre de backgroundDefault.jpg para que se convierta en el fondo de Inicio de Sesión. Eso sí, la imagen debe pesar menos de 256 KB, porque en caso contrario, Windows pasará por alto la imagen que hemos elegido y cargará el fondo por defecto (que tampoco es feo, claro está).

Wallpaper personalizable en pantalla de inicio de sesión

Como el procedimiento para hacer esto involucra el registro de Windows y la gestión de carpetas de sistema, es obvio que esta opción no esta pensada para usuarios finales, sino para fabricantes. Solo esperemos que estos tengan un mínimo de sentido común al hacer uso de esta herramienta, y no nos torturen con fondos de mal gusto alusivos a la imagen corporativa de cada uno. No creo que sea mucho pedir.

Esos 3 son los cambios “importantes” de estas últimas builds, desde mi punto de vista. También hay otros cambios de menor relevancia, pero que siguen afectando la experiencia de usuario. Por ejemplo, se ha cambiado el comportamiento de los headcumbs del Explorador de Windows para que la carpeta superior al directorio donde nos encontramos sea siempre visible y accesible mediante un sólo clic (en Vista a veces aparecía oculta y el procedimiento para “subir de directorio” resultaba un poco engorroso y requería de muchos clics). Además, cada vez que instalemos una aplicación que sirva para leer los metadatos de cierto tipo de archivos, Windows Search re-indexará los ficheros que puedan ser leídos por ella (hasta ahora, en un escenario como ese, había que reconstruir todo el índice para indexar esos archivos).

El resto de las novedades son correcciones de bugs, modificaciones mínimas en la interfaz y mejoras de rendimiento. Si tenéis curiosidad, en el blog Engineering Windows 7 podéis encontrar más información sobre esos cambios menores.

Primera imagen | Flickr de atmasphere

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos